DESTACADOS
Especiales

Especial: Foo Fighters: Sonic Highways (4º capitulo)

» Publicado el 02 dic por Jorge

Si en el tercer capítulo de Foo Fighters: Sonic Highways (HBO/BBC) descubrimos Nashville (Tennessee), en el cuarto nos traen Austin (Texas), la ciudad con más conciertos al día de todo Estados Unidos.

 

Cuarto capítulo: Austin

Con buena mano Dave Grohl enlaza el contenido de la tercera entrega de su documental con la del cuarto. Para ello usa algunos de los invitados en el anterior con los que empezar a explicar la historia de una de las ciudades de Norteamérica con más vida musical, sobre todo en directo, pues cada día hay una gran oferta de conciertos a la que poder asistir. ¿Simplemente por ello eligen la ciudad? No. El motivo de ir hasta el sur del país para grabar ‘What Did I Do? / God As My Witness’, uno de sus nuevos temas en los estudios 6A donde la PBS (Public Broadcasting Service), o lo equivalente a la televisión pública por allá, grababa hasta 2010 Austin City Limits, programa por excelencia dentro del panorama musical televisivo mundial.

Quien más y quien menos conoce o ha visto alguna de sus actuaciones, actualmente de sonidos bastante diversos, algo que difiere con sus inicios, donde solamente el country, el blues y el folk tenía cabida. Es ahí donde entra en juego Willie Nelson, uno de los protagonistas en el anterior episodio, que durante la primera parte es el centro de atención debido a que fue el primer artista en subirse allá por 1974 a su escenario, más de televisión que de estudio musical, aunque se intentase conseguir lo segundo, objetivo que, según quien ha participado en el programa, está casi conseguido al máximo.

Desde allí hasta el presente, es decir, hasta que Foo Fighters vuelven a abrir los ya cerrados estudios 6A, situados en el campus de la universidad de Texas, una de las más pobladas del país, pasan muchas cosas, aunque todas relacionadas con el rock ‘n’ roll, género que acabó haciendo acto de presencia en el programa a golpe de historia, ya que, como bien se explica en parte del metraje, los géneros iniciales de Austin City Limits acaban derivando en él de una manera bastante coherente. Es en ese momento donde se nos cuenta la historia de 13th Floor Elevators, la considerada primera banda de rock psicodélico de la historia de la música, y cambian de tercio completamente, de la mano de Roky Erickson, su frontman, bastante peculiar (se cuenta su gusto por el travestismo) y, ya menos, pero también con bastante presencia, Billy Gibbons de ZZ Top, coetáneo, así como compañero suyo en una de las actuaciones del programa de la televisión pública.

Otro que también estuvo allí tocando fue Gary Clark Jr., el invitado musical del tema que Foo Fighters fueron a grabar hasta Texas, amen de uno de los músicos llamados a liderar la escena actual y futura del blues, puesto que se ha ganado gracias a su maestría a la hora de tocar la guitarra, al más puro estilo de los clásicos del género, como Steve Ray Vaughan o su hermano Jimmie Vaughan. Con ellos comparte algo más que el amor por un mismo tipo de música, pues Gary fue “encontrado” por Clifford Antone, propietario del club Antone’s, uno de los míticos de Austin, ya cerrado. Pero claro, como bien sabe todo aquel que ama este tipo de sonidos, Austin es la meca a la que peregrinar si se tiene una banda, pues, no solo cuenta con multitud de escenarios donde poder presentarla, sino que muchos de ellos forman parte del ya veterano South By Southwest, uno de los festivales de bandas emergentes, o al menos con esa idea nació en 1986 (por aquel entonces eran 200 grupos los que tocaron y 15 lugares diferentes donde pudieron hacerlo). aunque con el tiempo, debido a su desmesurado éxito, ya no solo se puede ver por allí a formaciones noveles, sino que hay de todo, hasta algunas de cierto renombre.

Si bien es verdad que a otras ciudades se las recuerdan, musicalmente hablando, por haber sido la cuna de un estilo, a Austin se le reconoce el hecho de albergar en sus límites el Austin City Limits, el mejor, o eso dicen quienes han tocado en él, programa musical de toda la televisión norteamericana; así como el South By Southwest, el festival de bandas nuevas más importante del planeta, o eso demuestra la multitud de formaciones que solicitan tocar en él, muchas de las cuales se quedan sin poder participar. El resto del documental, ese que no hemos comentado, no tiene mucha importancia en el resultado final del mismo más allá de hablar de, entre otras cosas, Butthole Surfers, banda nacida en El Paso (Texas), y así poder enlazar con la pequeña y corta escena punk que tuvo la ciudad norteamericana, donde destacaron Big Boys.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs