DESTACADOS
CtrlRockMag

Opinión: La idiosincrasia del festival punk/hardcore actual

» Publicado el 30 ene por Jorge

Ayer, domingo 28 de enero, a horas muy raras para ello, el festival esloveno (remarcad esto) Punk Rock Holiday confirmó el cartel completo de su próxima edición, que tendrá lugar en agosto de este año. Un momento para confirmar que les aseguraba las atentas miradas de todos los fans del género, que estaban deseosos de saber que tenían entre manos para llenar su festival. No les hacía falta arriesgar, pues ya tenían el aforo completo, por lo que, dentro de sus posibilidades (es de capacidad reducida y no tienen patrocinadores), conformaron el line-up que más les gusta a ellos y que, por ende, podría agradar, no solo ya a sus asistentes, sino también a ajenos y extraños que les miraban expectantes de cara a la posibilidad de ir en un futuro. Pero, a pesar de todo ello, hubo gente que se quejó. Para ellos va dirigido esto.

En vista de las típicas críticas de “esto ya esta más visto que el tebeo“, “hay muchas cosas mejores“, “poca cosa interesante” y demás frases similares me ha picado la curiosidad y he tanteado por encima (siempre hay mucho más de donde rascar) cuales son las cartas mostradas a día de hoy, sobre todo a nivel de popularidad. Así que procedamos.

Para empezar hay que tener en cuenta varias cosas básicas. La primera cuales son los meses importantes dentro del panorama festivalero europeo. Aunque el más gordo viene siendo desde hace años junio, de un tiempo a esta parte (mucho antes de que el Resurrection Fest decidiese cambiar de mes) agosto se está situando como otra gran opción para girar, tanto que muchas de los festivales molones, al menos dentro del punk/hardcore, se montan en pleno verano y en el norte de Europa (parece un combo ineludible). Porque claro, es el pez que se muerde la cola, si hay más giras, hay más eventos y viceversa. Aun así, y con esas, hay festivales fuera de los dos meses potentes, como el ya mencionado Resurrection Fest que prefirió alejarse de los inicios de agosto para irse a mediados de julio, en parte motivados por el componente más metalero del festival, o los del final de primavera como el Groezrock (a finales de abril) y Slam Dunk Festival (a finales de mayo).

El segundo aspecto a tener en cuenta es el tipo de evento del que estamos hablando. Por un lado está el genérico, aquel donde cualquier cosa que sea rockera vale (e incluso, si se tercia, otros estilos músicales), que a la postre suelen ser los más gordos (en España nos vale este año el Mad Cool); y los más específicos, en los que los géneros incluidos son más reducidos y cercanos (los tienes desde los más puristas, donde del punk/hardcore no salen -el inglés Rebellion Festival es el más claro ejemplo, aunque hay otros no tan ortodoxos como los ya mencionados Groezrock, Punk Rock Holiday y Slam Dunk Festival, entre otros)- o los que dentro de unas coordenadas programan todo lo que puedan, metal incluido -es el tipo más común, de ahí que casi todos los festivales sean así: Resurrection Fest, Download Fest, Hellfest, etc.-).

Y ya para acabar, aunque no por ello menor, aunque cada vez importe menos, el lugar donde se realizará el evento. Porque, se quiera o no, no es lo mismo montar algo en Eslovenia (¿recordáis que se monta ahí?) que en Alemania, cuna de todas las giras a nivel continental. En unos países un cartel es más habitual y en otros menos.

Partiendo de esa base se puede proceder a realizar el análisis, pequeño, pero análisis al final. Mencionamos su tamaño porque no me he propuesto la titanica tarea de analizar todos y cada uno de los festivales que tendrán lugar en Europa este 2017, sino que me he valido de una reducida muestra (tanto de eventos como de sus carteles -hablaré solo de la parte de arriba, que al final es la que hace moverse a la gente-) con la que, igualmente, podré demostrar la teoría que tengo en la cabeza. ¿Y que teoría es esa? Cuando me he parado a comentar acerca de festivales en las últimas semanas siempre me ha revoloteado la idea de que “los festivales han montado sus carteles en base a lo que hay en la mesa para poder contratar, no se puede pedir más porque tampoco es que lo haya” y con eso he llegado a otra muy interesante, que acabaré desvelando dentro de unos párrafos. Así que empecemos. Lo primero de todo acotemos el panorama: comencemos en abril, cuando tiene lugar el Groezrock, el primer gran festival del genero por el viejo continente, y acabemos en agosto, con el Gasteiz Calling en mente*.

Fuera de la época festivalera por excelencia en Europa tenemos los dos primeros: Groezrock y Slam Dunk Festival. El primero, con un lado más cañero, ha apostado este año por Deftones y Parkway Drive como cabezas y por Pennywise tocando About Time (Epìtaph), uno de sus grandes discos, Thrice, Anti-Flag, Cock Sparrer, Underoath e Ignite como segunda linea. Por su parte el evento inglés sigue con su preferencia por grupos de su territorio, de ahí que Enter Shikari sean con mucha diferencia sus gran reclamo. Le siguen, un poco por debajo, los también ingleses Don Broco, así como Bowling For Soup, Less Than Jake y Reel Big Fish.

Si avanzamos unos días, ya nos metemos en la vorágine festivalera y la cantidad de estos se dispara a tal nivel que es imposible hablar de cada uno de ellos sin alargar mucho el texto. Así que mencionaremos solo los más destacados, o, mejor dicho, analizaremos donde van los nombres más importantes en gira esos tres meses. ¿Y cuales son esos nombres? Están los que ya han trascendido cualquier barrera y llegan a festivales más generalistas, como el Mad Cool en España o el belga Rock Wertcher: The OffspringGreen DayBlink-182, sobre todo; y luego tenemos a los grandes espadas del género, esos que en una lista top nunca faltan, ya sea en una época concreta -Rancid, Against Me!AFIPropagandhi, Good RiddanceRise AgainstFlogging Molly, Jimmy Eat World, Dropkick MurphysNOFX- o en diversas -Bad Religion, ThriceLess Than Jake, PennywiseAnti-FlagMe First & The Gimme GimmesSum 41 Face To Face, entre otros-, que llenan más festivales “puristas” como los ya nombrados Rebellion Festival o Punk Rock Holiday u otros como el italiano Bay Fest, el alemán Open Flair o el nacional Resurrection Fest, por decir algunos.

¿A estas alturas sacáis alguna conclusión al respecto? La más clara viene de la frase que tengo en la mente desde hace semanas (“los festivales han montado sus carteles en base a lo que hay en la mesa para poder contratar, no se puede pedir más porque tampoco es que lo haya“). Al final los festivales son empresas, nos guste o no, y se tienen que regir por las reglas del mercado, y esas son, en su mayoría, una lista cerrada de nombres, los cuales, en su mayoría, son siempre los mismos porque pocos son los que viven de ello. ¿Pero tan pocos? Si (y aquí viene mi otra reflexión), porque desde hace años no son muchos los grupos y artistas que han conseguido crecer lo suficiente para llegar a la altura de los clásicos de antaño. El punk/hardcore, salvo excepciones, ya no atrae tanto como antes (al menos no a nivel de popularidad) y eso se ve en la parte alta de los festivales, no solo ya de este 2017, sino también años anteriores, que acaba siendo poblada, en su mayoría, por nombres, valga la redundancia, que ya han estado ahí anteriormente (siempre hay formaciones que se saltan la norma como son Thrice, Underoath o Snapcase en este 2017). ¿Eso no hará que no se llenen? Como hemos comprobado en España, son estas bandas las que acaban atrayendo al público y llenando, pues, al final, el viejo del lugar (con más poder económico para ir a varios festivales), ese que empezó a escuchar esto en los 90, solo va a conciertos en contadas ocasiones y si tiene que elegir suele ser a los de bandas de su juventud. De ahí que al final todo parezca un deja vu y veamos tantos carteles parecidos. Pero es lo que hay y con eso, nos guste o no, tenemos que contentarnos. Otra cosa sería que subieran de popularidad nuevas bandas que hiciesen variar el panorama o que se empezase a mirar más a la parte pequeña de los carteles, donde en los últimos tiempos está lo realmente interesante porque es lo que si suele variar.

*Aunque el evento finalmente tendrá lugar en noviembre, no afecta para nada al sentido general de la reflexión.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs