DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Vallenfyre + Foscor @ Sala BeGood, Barcelona (28-01-15)

» Publicado el 09 feb por marggotj

El pasado miércoles 28 de Enero arrancó una gira metalera, pero no era una más dentro del marco de la música extrema, sino, la primera noche del Splinters Over Iberia Tour 2015, la gira de diez días en los que Vallenfyre recorrería la Península Ibérica de la mano de la promotora Third Eye Society.

Para los que no conozcan al grupo por su nombre, tal vez les suenen los de Paradise Lost, My Dying Bride, Doom o At The Gates. Todas son bandas en las que militan los componentes de Vallenfyre. Sí, se trata de un supergrupo de metal de origen británico fruto de los deseos de George Macintosh (Paradise Lost), que ya suma a su historia un segundo LP titulado Splinters (Century Media), un plástico que muchos elogiaron en 2014. Y no es para menos cuando han contado con Kurt Ballou de Converge como productor y con su estudio de grabación God City (instalado en su propia casa) como base de operaciones.

Vallenfyre han estado girando por la Península acompañados de Foscor. La propuesta actual de los catalanes dista mucho de su imagen sobria y satánica del pasado, parece que ésta se ha diluido con los cambios que ha sufrido su formación pero no por el hecho de que interpreten en inglés, sino por cómo tratan de transmitir sus letras. En casi todos los temas que tocaron, el color de la voz principal interfería con el espectacular duelo que mantenían las dos guitarras con el potente bajo que empuñaba el cantante. Esa escena se repetía a lo largo de su escueto repertorio salvando las partes en las que los guturales irrumpían para alegrar nuestros oídos exigentes.

Para exigencias, las del espectador que tenía delante durante el show de los anfitriones, escuchaba gritar la palabra “faster” cada vez que el grupo nos daba una lección magistral sobre cómo moderar el death metal y cómo bordar un set con la ausencia de su súper batería Adrian Erlandsson, también en At The Gates. Su sustituto se dejó la piel y no parecía ser preso de la presión en ninguno de los temas que tenía que defender. Tampoco se quedaba atrás el buen carácter de Macintosh, que exprimía al máximo su tiempo pero sin perder de vista su cerveza. El carismático líder mostraba preocupación por aquellos que podíamos perder el último metro si el bolo se alargaba más de lo previsto. Éso fue un detalle por su parte, pero francamente, cuando un grupo cumple de verdad, uno se queda tan a gusto hasta el final que no le importa tener que pensar en un plan B para volver a casa a media noche.

 TextoMaría José Rodriguez

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs