DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Uzzhuaia @ Sala Penélope, Madrid (21-03-14)

» Publicado el 27 mar por Jorge

Hoy tenemos una historia que contar acerca de un grupo que en un mundo justo coparían las listas de ventas pero que por diversos avatares del destino se han quedado como aquella banda de culto que podría pero no puede. ¿De quien hablamos? De Uzzhuaïa, a los que vimos el pasado viernes 21 de marzo a su paso por Madrid con la gira de presentación de Santos & Diablos (Maldito Records).

Pero antes de ponernos con lo que aconteció en su concierto de la capital, hay que mencionar varias cosas para ponerse en situación: 1 – Cualquier banda de hard-rock de cierto renombre internacional que pisa España, o al menos las que si lo hacen, tienen un tiron grande, al menos para programarse en las salas con más capacidad de Madrid y Barcelona; 2 – Su discografía esta a la altura de lo que se pide en el genero, o sea, llena de temas de rock, cañeros, resultones y, sobre todo, con estribillos facilmente aprendibles y coreables. ¿Por qué esto? Porque creemos que la banda valenciana se merecía presentar su último disco con algo más de tirón que una Sala Penélope a medio gas, aunque no vacía, al igual que si lo consiguen otras bandas que hace años que no nos traen temas recordables. Aun así, ellos supieron agradecer a los presentes, como hicieron en diversos momentos de la velada, el que se acercarán hasta allí para verles, algo que no muchos hacen. Pero si alguien o algunos tenemos que agradecer algo somos nosotros, sus fans, aquellos que les llevamos siguiendo desde hace tiempo o que les acaban de conocer, eso da igual, pues pocas veces podremos salir de un bolo con la garganta más perjudicada debido al gran karaoke que se produjo, tanto con temas más conocidos como otros menos.

El concierto empezó como hemos hecho nosotros con ‘Una Historia Que Contar’, el tema que abre su nuevo plástico, y desde sus primeros compases nos dejaron claro que querían pisar el acelerador pues sin apenas parones arremetieron con las 6 primeras canciones de la noche, la ya mencionada, 4 más de su repertorio propio (’13 Veces Por Minuto’, ‘Directo Al Mar’, ‘Baja California’ y ‘La Mala Suerte’) y su ya de sobras conocida versión de ‘La Chispa Adecuada’ de Heroes del Silencio, tema en el que pusieron a prueba las gargantas del respetable como, o eso dijeron, llevan haciendo concierto tras concierto de la actual gira. Tras ello tocó un brevisimo parón para reponerse de este primer arreón.

Una vez se acabó ese “descanso” siguieron con su guión, del cual no se salieron ni un momento, porque de tanto tocar y hacerlo ya se lo conocen de memoria. Este pasaba por ‘Bailarás En El Infierno’, ‘El Solitario’, uno de los temas más cañeros de su último disco, ‘Destino Perdición’ (aquí Pau, su cantante, sacó una guitarra acústica para acompañar al resto de la banda), ‘No Quiero Verte Caer’ (momento en el que Pau aprovechó para repartir a sus compañeros de grupo, así como a todo aquel del publico que quisiera, un poco de Jack Daniels, esa bebida que aparece en sus letras -“(…) unido a su botella de Jack Daniels (…)”-) y ‘A Un Millón De Años Luz’, canción con la que, esta vez si, se metieron al camerino.

Tras el primero de los dos bises, aunque en el setlist solo marcaba uno, el que tendría lugar después, salió al escenario Pau con su guitarra para tocar la primera mitad de ‘En Ciernes’ en crudo y ya con el resto de miembros terminarla. La que no terminaron de primeras fue la siguiente ‘Cuenta Atrás’ pues, antes de ello, se quedó la parte instrumental de la banda, es decir, con Alvaro Monteagudo, el bajista, Alex Simón e Izzra Ferrer, los guitarristas, y Jose Luis, el batería, que nos deleitó con un medley compuesto de tres versiones (‘Making Believe’ de Social Distortion, ‘Pet Cementery’ de los Ramones y ‘Attitude’ de Misfits). Una vez nos demostraron que, a pesar de facturar hard rock de la escuela angelina de los años 80, ellos escuchan mucho punk-rock, volvion Pau y con el ya sobre el escenario terminaron lo que se habían dejado para acabar, que no era otra, que la ya mencionada ‘Cuenta Atrás’ y así empezar, como el titulo de la misma dice, la cuenta atrás para el fin, aunque para este aun quedaba un poquito. Antes de ello pudimos oír ‘1975’, ‘Desde Septiembre’, tan rockera como en disco, y ‘Blanco y Negro’, una de las más emotivas de su set, tanto que un asistente aprovechó para pedirle matrimonio a su novia.

Cuando todos pensabamos que iba a acabar la velada, pues se volvieron a marchar hacia “adentro”, volvieron y cerraron su actuación, tras más de hora y media de puro rock ‘n’ roll, con las dos últimas “tonadillas” de la noche: ‘Magnifico Fracasado’ (en la cual Pau volvió a coger su guitarra acústica) y ‘Santos & Diablos’.

Podríamos decir muchas más cosas de la banda pero creemos que sería redundante y repetitivo, así que nos remetiremos a lo escrito sobre su velada y, sobre todo, a lo largo de la misma, pues, aunque a algunos os pueda parecer excesivo, en ningún momento se nos hizo larga, si no más bien todo lo contrario.

TextoJorge Garrido Yuste

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs