DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Turbonegro + Porco Bravo @ Sala Razzmatazz 2, Barcelona (14-12-14)

» Publicado el 30 dic por marggotj

Después de lo vivido con los noruegos en la noche de lluvia y barro del 4 de Agosto de este año en el recinto del Resurrection Fest nada malo se podía presagiar de lo que nos encontraríamos en su última cita dentro del Route Resurrection Fest, que tuvo lugar el pasado domingo 14 de Diciembre en una sala Razzmatazz 2 asediada por turbojugends, numerosos fans del death punk nórdico, curiosos y algún que otro escéptico respecto a su nuevo cantante británico.

Los que tuvimos la suerte de comprobar que Tony da la talla dentro de la banda no dudamos ni un segundo de la que se nos vendría encima nada más finalizar la actuación de Porco Bravo, una banda rockera al cien por cien que no se anda con rodeos. En cuanto pisaron el escenario, los vascos calentaron (literalmente) el ambiente canción tras canción dentro de un repertorio que arrancaron con ‘El Desafío’, la fugaz introducción que abre su último disco homónimo y que dio paso al siguiente corte de ese disco, ‘Nunca Pasa Nada’. Siendo un domingo, era de esperar que a más de uno, servidora incluida, le costara sintonizar con el grupo telonero pero en el ecuador de su actuación, dicho combo consiguió enredarnos gracias, entre otras cosas, a su cantante, cuya puesta en escena, exagerada por momentos pero realizada con buen gusto, nos hizo muy llevadera la espera a los que nos moríamos de ganas por escuchar a Turbonegro. Algo que siempre es bueno pero, no nos engañemos; aunque su puesta en escena fuera sencilla, con un set repleto de temas tan pegadizos como ‘Se Quema’ o ‘No sé’, hubiera sido muy complicado contener las ganas de menear la cadera y unirse a su fiesta.

Sin apenas sufrir algún retraso importante, se alzaba el telón con la ya archiconocida portada del último largo de Turbonegro, titulado Sexual Harassment (Scandinavian Leather Recordings), publicado hace dos años. Minutos después salían al escenario cada uno de los músicos de la banda que, una vez situados, recibieron a la voz genuina y british de Tony Sylvester en medio de un aplauso de bienvenida. En mi caso, había visto al grupo en un par de ocasiones y en las dos el protagonista del setlist era su último álbum. ¿Hay alguna otra banda que haya exprimido en vivo un disco durante más tiempo que Turbonegro?

Además disfrutar de las obligadas cartas de presentación ( ‘You Give Me Worms’, ‘Mister Sister’, ‘T.N.A. (The Nihilistic Army)’ y ‘I Got A Knife’ ), agradecí mucho que tiraran también de su discografía más temprana (‘Back To Dungaree High’, ‘Sailor Man’, ‘Sell Your Body (To The Night) o ‘The Age Of Pamparius’), aunque apenas me sonaran los temas, pues eso era lo de menos cuando estos míticos death punkies reinventados con la incorporación del gran Duke Of Nothing, se dejan la piel desde el principio y te regalan piezas que no podían olvidar por nada del mundo: ‘All My Friends Are Dead’, ‘Wasted Again’ , ‘Blow Me (Like The Wind)’, ‘Get It On’, ‘Money For Nothing’ de Dire Straits o ‘I Got Erection’ con la que, ya se han acostumbrado a cerrar sus conciertos, y por desgracia a dejarnos con ganas de más.

Pero si hay algo que cabe destacar de sus directos, ya sean en un festival o en sala, es que nadie, y con nadie nos referimos a todos y cada uno de los asistentes a sus conciertos, sale descontento, sino todo lo contrario, ya que desde las primeras filas hasta las últimas se pasan la mayor parte de lo que duran sus bolos dando botes y moviéndose al ritmo de las canciones escogidas por la banda. Si bien una persona no ducha en su propuesta podría clasificarlos como rockeros, una vez se suben al escenario demuestran que lo suyo tiene mucho punk, así como de canalla, pues no paran de hacer bromas (en un momento del bolo madrileño Tony nos cantó el que debería ser el nuevo himno español: “Cocaína…” , por decir una de ellas) y con ello, dar un respiro a los asistentes. Sin duda, la de los suecos no por austera (nada de muchos instrumentos, florituras o parafernalia con la que acompañar su música) es peor, sino todo lo contrario, porque en ello basan su gracia y, lo que es mejor, su contundencia. Si eres bueno tocando, ¿para que adornar tus bolos?

Texto: María José Rodriguez

Fotos (Madrid): Javier Caulfield

Más fotos: Link.

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs