DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Terror + Deez Nuts + Nasty + Broken Teeth @ Sala Penélope, Madrid (06-05-14)

» Publicado el 11 may por Javier Caulfied

Últimamente nuestras visitas a la madrileña sala Penélope son más que frecuentes. El motivo no es otro que, debido al cierre de algunas salas (ahí está de ejemplo la Ritmo & Compás, de la que nos acordamos mucho), varias promotoras, como es HFMN en este caso, apuestan por montar sus bolos en ella. Dos ejemplos recientes son el de Me First & The Gimme Gimmes o hace nada Norma Jean. En algunos ocasiones, como lo fue Norma Jean o Terror el pasado seis de mayo, quizás el aforo de esta sala se quedó algo grande y por ello dé un poco la sensación de vacío, en cuanto a afluencia de gente. Pero no olvidemos que las escenas de hardcore o punk rock nunca han sido masivas, y menos aún en este país. Sirvan estas palabras de ánimo a la gente que apuesta por hacer este tipo de conciertos para que sigan con ello, y a los seguidores de sus bandas de asistir en la medida de lo posible a estos eventos, para que podamos seguir disfrutando de ello mucho tiempo.

Llegábamos justo para ver acabar a Broken Teeth, que ya animaban al público más puntual. Con el backline de Nasty – los segundos- ya preparado, el respetable se fue entregando más ante un puñado de temas cortos y enérgicos, en los que se montó algún circle pit sin que la banda lo demandara (a mi modo de ver las cosas, en la comunidad hardcoreta, eso es que el grupo ha gustado). No es la primera vez que los belgas pisan tierras españolas, y habiendo abierto para Terror dudo que sea la última, porque seguro que más de uno se acordará de su nombre en futuras visitas.

Poco después comenzaron Deez Nuts, y a juzgar por la entrega del respetable, diría que esa noche había tantas ganas de ver a Terror como a estos cuatro locos tatuadísimos de Melbourne (Australia). Es la primera vez que los veíamos, y después de oír hablar tanto de ellos y de ver a tanta chavalada con merchan suyo, nos habían sembrado curiosidad por ver sus tablas en directo. Su mezcla de hardcore con voces feroces (casi rozando lo gutural en ocasiones) con dejes hip-hoperos le dan un soplo de aire fresco a una escena viciada de una amalgama de bandas que suenan exactamente igual unas a otras, incluso para la gente que escuchamos este tipo de música. Si bien es cierto que el público se calmó un poco más con ellos, también es cierto que hubo sing-alongs continuos con JJ Peters, su cantante durante los casi tres cuartos de hora en los que no paro de interactuar con todo aquél que se acercaba a su micro, pasándolo de uno a otro para cantar con ellos. Y es que es además lo piden temas como ‘Stay True’, ‘Tonight We’re Gonna Party’ o ‘Band Of Brothers’. Hablamos de una de esas bandas que cultivan tantos amantes de su música como detractores. Nosotros, después de verle por fin en directo, nos quedamos en el lado de los primeros.

Sin mucha dilación, y muy puntuales salían a escena por fin Terror, como una apisonadora sonora con ‘Overcome’. Aquello sí que fue el desate final para un pequeño pero muy entregado público que no paró de moshear (esto es, bailar al más puro estilo hardcore-karateka, como “cariñosamente” lo llamamos más de uno). No mentimos al afirmar que realmente la fama que tienen sus directos en cuanto a brutalidad es cierta. Desgranaron temas de casi todos sus discos, haciendo especial hincapié en One With The Underdogs (Trustkill Records), su debut, y Keepers Of The Faith (Century Media), su penúltimo y más celebrado disco. También hubo un pequeño espacio para algunos temas de Live By The Code (Victory Records), su más reciente álbum, amen de la “excusa” de su visita. El sonido no era el mejor, porque dependiendo de dónde estuvieras colocado, oirías una guitarra muy subida o una batería que se comía todo lo demás… A excepción de las voces, que sí sonaron bien.

Scott Vogel, su frontman, se pasó toda la actuación agradeciendo al público su presencia y su fidelidad al grupo, algo digno de mención, por el hecho de no olvidar gracias a quién están donde están y por qué gozan de una de las posiciones más respetadas dentro de su escena. Pocas veces he visto tal frenética entrega por parte de los asistentes hacía una banda en una sala; no es de extrañar que el grupo procure pasar por aquí en cada nueva gira. Lástima que sus cuarenta y cinco minutos de actuación nos supieran a poco, porque si en vez de tocar algo más de una decena de canciones (‘Stick Tight’, ‘Live By The Code’, ‘Split My Rage’, ‘Keepers Of The Faith’, ‘Keep You Mouth Shut’, etc) hubieran tocado unos quince o veinte minutos más, aquello habría salido mucho más redondo.

(Agradecimientos a HFMN por la acreditación brindada a este medio).

Texto y fotos: Francisco Javier Pérez Díaz-Pintado

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs