DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Strike Anywhere, A Wilhelm Scream y Guspira @ Sala Razzmatazz 3, Barcelona (28-07-16)

» Publicado el 11 ago por Jorge

En España nos encanta quejarnos. Un vicio que muchos practican pero cuyas críticas pocas veces llegan a buen puerto. Es fácil gritar a los cuatro vientos exigiendo que tal o cual banda venga a nuestro país y que porque no lo hace. Pero mucho más lo es ser coherente e ir a las citas imperdibles del calendario musical, no a todas pero si al menos a las imprescindibles. Una de ellas fue la que reunió a finales de julio en la barcelonesa Sala Razzmatazz a Strike AnywhereA Wilhelm Scream Guspira. Esta, incomprensiblemente, no consiguió atraer a todo el público que merecía: ¿la fecha en pleno verano jugó en su contra? Viendo la gente que el año pasado se acerco a alguna de las fechas de Anti-Flag por aquí podríamos decir que en parte si, porque como aquel entonces no llenaron salas pequeñas (pensabamos que cambiarían de recinto y que al final no sería en la Sala Razzmatazz 3). también podríamos decir que quizás el nombre de los de Richmond (Estados Unidos) no era lo suficientemente conocido o importante para trastocar las vacaciones de más de uno y de dos, pero no queremos, pues eso sería afirmar que en España hay mucha pose y no queremos eso, ¿verdad? Aunque si vosotros pensáis así adelante, sois libres de hacerlo. Al igual que también sois libres de leer como fue uno de los saraos punk del verano -por no decir EL sarao- en España (sin contar festivales, claro está).

Sobre las 8 de la tarde de aquel día de julio llegamos a la pequeña de las salas Razzmatazz, esa en la que el aforo no llega a las 300 personas. Allí ya estaban Guspira aporreando con su hardcore machacon en catalán y algo político (llamar a una canción ‘Bipartidistes’ era toda una declaración de intenciones). Pero si bien ellos no fallaron y salieron a su hora para poder así cumplir con el horario impuesto, el público aun no había hecho acto de presencia, quedándose en las afueras de la sala barcelonesa disfrutando de la última cerveza o de las últimas palabras con los amigos. Una pena porque debido a ello se perdieron a una gran banda local (son de la Provincia de Barcelona) presentar los temas de su nuevo disco (Imperfecte -El Tridente-), sobre todo si se venía de fuera y no se pertenecía a la escena local, porque bandas así no se prodigan mucho fuera de Cataluña (cosas del idioma, ya sabéis). Porque claro, lo importante siempre, como llevamos diciendo años, es eso de support the scene. Don’t kill it (Apoya la escena. No la mates). Así que la próxima vez no lo olvides, los grupos y artistas pequeños también necesitan tu calor.

Una foto publicada por Ctrl Rock Mag (@ctrlrockmag) el

Porque vaya que si pasamos calor y sudamos con A Wilhelm Scream, la banda reclamo de aquella noche, visto lo visto, pues no cabía casi ni un alfiler en el pequeño recinto de la Ciudad Condal. Es verdad que en Partycrasher (No Idea Records), su último disco (aunque ya hayan pasado más de dos años desde que salió a la venta), han mejorado a tal nivel que se han acercado a lo que suelen dar en los conciertos (no pudimos hacer otra cosa que incluirle como uno de los mejores discos internacionales del 2013). Pero aun así nos sigue sorprendiendo que sean ellos y no Strike Anywhere, los cabezas de cartel esa noche, los que congregasen más público y provocaran que hasta las paredes sudaran, a ritmo de un set 100% enfocado a hacer pogosstage divings, o eso es lo que llevó a los presentes, que habían cambiado la playa por darlo todo junto a los del estado de Massachusetts (Estados Unidos). Porque ya esta visto que si unes en la misma ecuación punk/hardcore con recinto pequeño el resultado que te llevas es ese. Sobre todo, si como en esos instantes, apenas te podías mover o si lo hacías te arriesgabas a compartir fluidos corporales (ya sabéis, sudor) con los vecinos de fila. En algunas ocasiones eso puede provocar que no tengas más ganas que de que acabe el concierto y así poder salir a respirar aire fresco. Esta vez no, pues aun pareciendo lo contrario, la mayor parte del respetable queríamos más y más, que la banda no parase y que, principalmente, aun entendiendo sus intenciones, no parasen a descansar entre canción y canción mientras metían el consabido (y manido) discurso de la escena (aunque lo hicieron). Aun así y siendo algo escaso el concierto (lo que no sobrepasa la hora nos lo parece) no nos podemos quejar, como nunca lo hemos hecho, de su actitud y de un más que correcto setlist (no faltaron temas como ‘The Last Laugh’, ‘Born A Wise Man’, ‘I Wipe My Ass With Showbiz’ y ‘Boat Builders’). Una banda que cumple siempre, por eso nunca faltamos a sus visitas a España.

Una foto publicada por Ctrl Rock Mag (@ctrlrockmag) el

Como también lo hicieron Strike Anywhere. La banda de la costa este estadounidense volvía, tras unos años en el dique seco, a hacer su última gira por Europa durante un tiempo (¿separación oculta? quien sabe). Por ello que nos visitasen (era la primera fecha del tour) era todo una alegría pues eso quería decir que les íbamos a poder despedir como se merecían. Y, aunque no tuviesen el recibimiento que se merecían y la sala se hubiera vaciado un poco, ellos salieron, encabezados por Thomas Barnett, su “rastudo” cantante, con el cargador al 100%. En la escasa hora en la que estuvieron encima de las tablas de la más pequeña de las salas Razzmatazz no pararon quietos ni un instante.

Una foto publicada por Ctrl Rock Mag (@ctrlrockmag) el

Con un potente, diverso y bien escogido set arrastraron a las primeras filas hacia el escenario, motivando, ya de paso, a más de uno y de dos a subirse y hacer stage diving. Porque claro, ¿cuando será la próxima vez que puedas saltar a ritmo de ‘To The World’, ‘We Amplify’, ‘Blaze’ y ‘Chorus Of One’, entre otras? Difícil decirlo. Por eso estamos tan contentos de haber podido tacharlos de la lista de bandas que ver antes de morir. Nosotros, a diferencia de otros que les pillaron en algún festival europeo y/o en alguna de sus anteriores visitas a España, aun no les habíamos disfrutado en directo, por eso, hiciesen lo que hiciesen, sabíamos que nos iban a gustar. Y vaya que si lo consiguieron, sobre todo gracias a un bis matador compuesto por ‘Infrared’, ‘My Design’ e ‘I’m Your Opposite Number’, algunas de sus canciones más icónicas. Porque si, ellos tienen canciones memorables y por mucho que nos digan “adios” (no lo han hecho pero lo han dejado caer) siempre les y las recordaremos. No serán los más reconocidos dentro del punk/core de los últimos años, pero aun así siempre podremos decir que pusieron su granito de arena con Exit English (Jade Tree).

Texto y fotos: Jorge Garrido Yuste

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs