DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Parkway Drive + The Ghost Inside + Miss May I + Confession @ Sala Arena, Madrid (15-04-12)

» Publicado el 16 abr por Jorge

El mundo de los conciertos es tan incierto que, por mucha intuición que tengas, nunca sabes cómo van a ir, pues hasta los mejores y más interesantes sufren problemas de asistencia, de ahí que HFMN Crew, promotora de las fechas españolas de Parkway Drive, gira en la que también estaban The Ghost Inside, Miss May I y Confession, no pudiera imaginarse la cola que se iba a formar a las puertas de la madrileña Sala Arena el pasado domingo 15 de abril, tanto que la entrada a la misma se retraso más allá de lo ya anunciado de antemano (estaba previsto que se abrieran las puertas a las 19:00, aunque luego tuvieron que retrasarlo una hora), motivado en parte por el gran nivel de las bandas participantes y también por el hecho de que, a diferencia de otros estilos “extremos”, la multitud allí presente era bastante homogénea, pues había tanto hombres como mujeres. Una primera victoria para el tour. El resto de tantos que se marcaron esa noche vinieron por parte de algunas de las actuaciones que allí se pudieron ver, aunque mejor no adelantemos acontecimientos.

La velada comenzó, como ya hemos comentado, más tarde de lo previsto, que unido al tema de los parones entre actuación y actuación por cambios en el set de los grupos y pruebas de sonido, hizo que todo acabara tarde, aunque no por ello decayeron las ganas del respetable, pues pocas veces se podía ver por la capital un cartel de ese nivel, al menos en cuanto a lo que a hardcore o cercanías se refiere.

Para empezar e ir abriendo boca tuvimos a los australianos Confession, que para los poco duchos en el tema es la nueva banda de Michael Crafter, una de las primeras voces de I Killed Prom Queen. Sin embargo esa “experiencia” en el mundillo del metalcore no consiguió que su actuación fuera interesante, pues sonó un poco repetitiva y aburrida, diluyéndose conforme iban avanzando. Quizás si no hubieran abusado del recurso del breakdown la cosa habría mejorado pues en disco (como bien demostraron con algún que otro tema nuevo que se marcaron) merecen mucho más la pena. Eso sí, no todo fue negativo pues supieron ganarse al público con una versión, muy burra, todo hay que decirlo, del ‘Break Stuff’ de Limp Bizkit.

Tras la primera de las dos bandas de las antípodas le toco el turno a las dos bandas estadounidenses, es decir, Miss May I y The Ghost Inside. Pero ahí no acaban las similitudes, pues ambas bandas entran dentro de los cánones habituales del metalcore, o lo que es lo mismo, en la combinación de voces más gritonas con otras más melódicas, bastante diferenciadas, pues no es fácil que el cantante pueda con ambas, de ahí que el frontman se encargara de arengar a las masas con sus “berridos”, mientras que por detrás uno de sus compañeros (guitarrista o bajista, dependiendo de quién estemos hablando), eso si, con resultados bastante diferentes, pues mientras los primeros sonaron desiguales (¿cómo era posible que se oyera más la voz melódica que la principal?), los segundos si consiguieron cumplir en ese terreno, aunque no en la parte más instrumental, pues no se pudo disfrutar de toda la magia de sus guitarras. Aun así nos dieron dos buenos conciertos, donde sonaron tanto temas antiguos como temas nuevos, con los que hicieron las delicias del respetable, que no paró ni un momento de moverse (hubo de todo: 2step, algo de pogo, stage diving, circle pits…) pues sabían que ya descansarían entre medias de cada concierto, sobre todo tras el de la banda californiana The Ghost Inside, cuando tuvimos que esperar un poquito más debido a que la prueba de sonido de Parkway Drive, la otra banda australiana, fue mayor.

Un motivo que hacía presagiar, como luego ocurrió, que su actuación iba a ser un cañón y que lo visto hasta la fecha iba a ser pecata minuta en comparación a lo que los del Byron Bay nos trajeron, no solo ya en fuerza, pues al fin y al cabo todos pusieron mucha leña en el asador, sino también en el tema musical, pues sonaron como debían, tanto los instrumentos como las voces. De ahí que el respetable se volviera loco desde los primeros compases de ‘Unrest’, con la que abrieron, y hasta que una hora larga después sonó ‘Carrion’, el mejor de los cierres que podían tener, no pararon de subirse al escenario y volar por encima del publico felices de disfrutar, como se veía en sus caras, con un grupo tan cercano como el suyo (no les importo ni un momento que al subir al escenario se acercasen a ellos ni mucho menos les hicieran algunas propuestas jocosas –hubo una petición de intercambio de camisetas y un espontaneo al que se le arengo para que hiciera breakdance-). Por el camino tocaron de todo un poco, desde temas de Deep Blue (Epitaph Records) (la mencionada ‘Unrest’, ‘Sleepwalker’ o ‘Home Is For The Heartless’, donde colaboró vocalmente uno de los técnicos de sonido) como de Horizons (‘Boneyards’, ‘Idols And Anchors’, o la antes nombrada ‘Carrion’) e incluso de Killing With A Smile (Resist Records/Epitaph Records), su disco de debut (‘Romance Is Dead’), como temas nuevos que no hacen sino hacernos esperar con muchas ganas el que será su próximo disco. Sin duda, una sorpresa grata, que aunque terminó mas tarde de lo previsto de inicio (nadie se imaginaba salir más allá de las 12 en una sala como la Arena), dejó a casi todos, por no decir todos, con la sensación de haber visto en directo a una de las mejores bandas del genero. Quizá me pase dos pueblos, pero es lo que se le pasa por la cabeza a gente que no ve muchos conciertos de este estilo por su ciudad.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs