DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Oathbreaker + Wife @ Sala Be Good, Barcelona (29-11-2016)

» Publicado el 21 dic por marggotj

Somos muchos los que recordaremos con una sonrisa la noche que vivimos el 29 de Noviembre con motivo de la gira de presentación del último disco de los belgas Oathbreaker . Momentos antes de la apertura de puertas de la sala Be Good de Barcelona, ya pude percibir buenas vibraciones en la cola de asistentes, quizá más esperada de lo que yo creía, debido a las buenas críticas que había recibido su tercer disco editado bajo el sello Deathwish. Rheia era el eje central de una gira europea cuya cita catalana organizó Aloud Music.

Era la tercera vez que el grupo de Gante se dejaba caer por la provincia y en mi caso, tuve la oportunidad de apreciar bien la voz y la presencia de Caro en directo, ya que, la ocasión anterior la había tenido en la edición de 2015 del Resurrection Fest pero obviamente, lo que pude ver no fue comparable a lo que dieron de sí en el concierto de este año. La de Viveiro era la única referencia que tenía junto al buen sabor de boca que deja su nuevo plástico pero antes de hacer una cata como dios manda, puse a prueba mis oídos con su artista invitado, un solista que se hace llamar Wife y que ofreció un  recital atmosférico plagado de electrones más digno de ver en Marte que en la Tierra pero que al final resultó ser ameno y original. Dicho esto, a continuación seré más generosa en lo que se refiere a la degustación en vivo de Rheia.

Con una puntualidad abrumadora y las luces apagadas hicieron acto de presencia Lennart (guitarra), Gilles (bajo), Wim (batería) y Caro (voz), que se subió al escenario enfundada en una oscura capa que cubría su inmensa melena. A pesar de contar con cuatro discos, entre los cuáles se encuentra un EP, el set de esta gira europea se centraba en su disco nuevo. Cuando se trata de una presentación, el reto de un grupo consiste en demostrar ante la mirada atenta de los asistentes, si es o no capaz de llevar al directo su creación más reciente. No puedo negar que, en el caso de los belgas, se cumplieron mis expectativas desde el primer instante.

Si algo caracteriza la música de Oathbreaker es un sonido ecléctico cargado de influencias que recuerdan géneros como el metal extremo o el post-hardcore. Esa riqueza musical sumada a la voz principal fueron el principal reclamo para querer acudir al evento esa noche pero mi sorpresa fue ver cómo el resto del combo también supo estar a la altura frente a la agresividad vocal de Caro, una tarea nada fácil teniendo en cuenta el poder para eclipsar que tiene la cantante, algo que pudimos comprobar in situ.

Todos fuimos testigos de cómo la vocalista bordaba el papel de una heroína rabiosa mientras se desgarraba su garganta y hacía lo mismo al adoptar el rol de un alma perdida al interpretar algunas partes con su voz limpia. Igual de impactante fue el hecho de no haber escuchado ni el más mínimo ruido al empezar con ’10:56′, una canción con la que mi yo espiritual se dejó caer dentro de un precioso bucle en el que gozó del resto del repertorio ( ‘Where I Live’, ‘Where I Leave’, ‘Needles In Your Skin’…) y que culminó su viaje extrasensorial muy satisfecho con ‘Glimpse of the Unseen’ , un clásico con el que la banda se salió del guión pero con el que se despidió ante un público muy entregado y que seguramente se fue de la sala, al igual que yo, sintiendo muchas ganas de repetir la experiencia para ver cómo superan el listón tan alto que se han puesto a ellos mismos.

TextoMaría José Rodriguez

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs