DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Nothington + Batec @ Rocksound Bar, Barcelona (19-02-17)

» Publicado el 11 mar por Jorge

Noche de domingo de mediados de febrero en Barcelona. Una noche de invierno como otra cualquiera, de esas en las que el Barcelona juega y donde no hay mucho que hacer. Salvo por una excepción. En esa ocasión, y tras unos cuantos años sin pisar España, íbamos a disfrutar en la Ciudad Condal de la última fecha de una gira de Nothington por nuestra geografía. Y más contando con que, pocos días antes, publicaron el gran In The End (Red Scare Industries), su nueva obra.

Antes de ellos se subieron al escenario del pequeño Rocksound Bar los semi-locales Batec (proceden en parte del Vallès Occidental). La banda catalana, que compartía batería con Anti-Patiks, presentaba en la gran ciudad los temas de Ara i Sempre (Batec/Tóxico Records/Valles Punkrockers), un compendio de punk sencillo y directo con voz rasgada que nos hizo acordarnos de Crim. Una semejanza que en muchos otros casos sería simplemente una influencia que les serviría para moldear su estilo pero que, en su caso, habían atrapado y no querían dejar escapar, llegando hasta el extremo de parecernos una copia suya. Lo sean o no, porque al final todo opinión es subjetiva, está claro que se divirtieron aquella noche, por lo que, aunque a nosotros no nos gustasen en demasía, ellos se fueron con una grata sonrisa y eso, a veces, es lo que importa.

Normalmente suele existir la creencia de que una banda, si es de fuera, tiene un estatus que la aleja de las locales que abren los conciertos. En el caso de Nothington, como pudimos comprobar al final del bolo, cuando les vimos quedarse con sus setlist como si les hubiese costado millones crearlo, es todo lo contrario. La formación, muy cercana (tras el concierto no fue muy complicado decirles unas palabras), nos dio un recital de punk rock, pero, sobre todo, de actitud. En ellos los egos están de más y las sonrisas, pues ellos son obreros de un estilo que practican por gusto, les llevan a realizar, noche tras noche, el mejor de los conciertos posibles. Una afirmación que debería aplicarse a todos y cada uno de los grupos y artistas que se suben a los escenarios de este planeta, pero que, al final, pocos pueden intentar conseguir. Y, más aun, lo logran.

Porque claro, no vale solo con quererlo, sino que se ha de cumplir una serie de requisitos. El más sencillo de obtener es ser buen músico; a la postre muchos lo son o, en su defecto, no son mancos, y acaban salvando la papeleta con facilidad. Algo que no sirve para nada si no se cuenta con un buen repertorio que tocar, sobre todo lo que vienes a presentar, como pasaba con los norteamericanos y el ya mencionado In The End (Red Scare Industries) -aunque de él solo cayeron  ‘Cobblestones’ y ‘The Lies I Need’, pues la mayor parte del setlist estuvo compuesto por himnos ya clásicos de la talla de ‘Where I Stand’, ‘St. Andrews Hall’ y ‘A Mistake’, entre otros tantos. Lo malo, y esa noche lo pudimos ver, es que aun cumpliendo esas dos condiciones, Nothington no se llevaron un lleno para la memoria, como si consiguieron en su anterior concierto en Castellón, ni unas primeras filas apoteosicas que no paraban de liarla; porque, aunque ellos lo dieron todo, el publico no le correspondió como debería. Lamentablemente seguiremos leyendo por los siglos de los siglos en los foros, redes sociales y demás lugares donde se hable y/o se escriba de punk, a gente quejarse porque formaciones de la talla de Hot Water Music no pisan España. ¿Y para qué? Si cuando homólogas, no tan grandes en caché, pero si en calidad, no llenan, no merece la pena arriesgarse y perder en el intento. Al menos nosotros no lo haríamos.

Texto y FotosJorge Garrido Yuste

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs