DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Norma Jean + Liferuiner + Night Verses + Branson Hollis @ Sala Penélope, Madrid (22-04-14)

» Publicado el 24 abr por Javier Caulfied

Muchos discos, giras, modas, años, idas y venidas en el metalcore han tenido que pasar para que volviéramos a ver a los cristianos de Norma Jean por aquí; de hecho la inmensa mayoría de los que fuimos aquella noche lo hicimos por primera vez, seguramente. La parte negativa de todo esto fue que las fechas de su gira española coincidían con el cierre de vacaciones de semana santa, y su recaída en Barcelona y Madrid fueron un lunes y un martes, respectivamente, así que con ese añadido la afluencia de gente al evento se vio muy disminuida. Más aun para los tres teloneros.

Abrían Brandon Hollis a las ocho de la tarde con la sala prácticamente vacía. No había tiempo que estirar, así que con el horario establecido e intangible de la gira emplearon sus treinta minutos a fondo presentando su primer disco The Unexpected Way Of Things (Back To The Well Records). A pesar de ponerle ganas, el suyo fue más bien un concierto de transición; especialmente porque, además de no aportar nada fresco o novedoso, quedaron un poco en segundo plano al evaluar el resto de actuaciones, donde la de este quinteto fue la más estática.

Mucha más carisma, sin embargo, mostraban Night Verses con Douglas Robinson (antiguo cantante de los extintos The Sleeping) llevando la batuta en su cortito set con una apuesta sonora más post-rock y, en el balance final, más progresiva. El regusto a Deftones en las composiciones de Lift Your Existence (Easy Killer & Southwest Records) se hacen evidentes a ratos, pero lo que hace que valga la pena verlos en directo es ver como saben trasladar todos eses pasajes sonoros y atmosféricos a las tablas del escenario. Transmitían una fuerza inmensa, sobre todo Douglas con sus saltos y arrebatos continuos sobre el escenario, o los meneos que dan el resto de músicos sin sacrificar un ápice de calidad. Consiguen que quieras recordar su nombre para futuras visitas.

Aún seguía sin haber mucha gente para Liferuiner, y fue una verdadera lástima, porque lo que parecía que iba a ser otro show monótono de metalcore sin más se transformó en el más participativo de la noche. Tras un par de temas sobre el escenario, su vocalista Jonny O’Callaghan decidió bajar con el respetable a liarla parda el resto de su actuación. Fueron treinta minutos en total, y no había mucha gente para liarla en el pit, pero ellos cumplieron con su parte como banda, dando otro concierto muy intenso. Creerme, de haber habido más gente, aquello podría haber sido muy épico. No obstante, no es la primera vez que visitan España, y espero que la de esa noche no fuera la última. Seguro que más de uno se quedó con su nombre también.

A las diez y media salían religiosamente Norma Jean (demasiado goloso el chiste como para dejarlo pasar…) para ofrecer una actuación muy, pero que muy potente. Cory Brandan estuvo a la altura a las voces, así como Chris Day a la guitarra; también lo estuvieron el resto, a pesar de ser este un line-up bastante actual en la banda y que faltaba Jeff Hickey a la otra guitarra en estos conciertos en concreto debido a motivos familiares. Esto sí influyo bastante y es digno de mención, pues tuvo que suplirle -con éxito, eso sí- el guitarrista de Night Verses.

¿El problema? Pues que a causa de que este digno suplente no había tenido tiempo de aprenderse más canciones, el set se vio reducido a poco más de una decena de canciones, ofreciéndonos un concierto muy salvaje, sí, pero muy corto… De apenas unos tres cuartos de hora. La mitad de esos temas fue dirigida a su sexto y último disco de estudio, Wrongdoers (Razor & Tie Records), motivo de su visita por media Europa. Contra todo pronóstico, debido a su demora en venir a nuestro país, estas canciones tuvieron buena acogida por parte del escaso público (y es que a pesar de ser el grupo principal, apenas llegaríamos a las cien personas en la sala, como mucho). Sonaron ‘Hive Minds’, ‘The Potter Has No Hands’, ‘If You Got It A Five, You Got It A Fifty’ o la homónima ‘Wrongdoers’, pero la ganadora fue, sin duda, ‘Sword In Mouth, Fire Eyes’.

Entre dichos temas, iban desgranando material más antiguo, y ahí fue donde el vibraron más los asistentes, como en ‘Birth Of The Antimother’, ‘The End Of All Things Will Be Televised’ y, en especial, en los dos temas más antiguos, pertenecientes a su disco debut Bless The Martyr And Kiss The Child (Solid State Records); estos fueron ‘I Used To Hate Cell Phones, But Now I Hate Car Accidents’ y, como despedida (sin bis alguno) ‘Memphis Will Be Laid To Waste’. En definitiva, un concierto bueno y una noche decente en conjunto, pero que quedó agridulce por dos “peros” demasiado obvios para no remarcar: uno, la poca afluencia de gente al concierto (luego nos quejaremos de que “fulano” o “mengano” no vienen nunca aquí a tocar); y dos, la corta duración de la actuación de Norma Jean (aunque comprendemos sus motivos) tras tantísimos años sin pasar por aquí. Toca esperar a la reválida en otra ocasión. Ojalá sea así.

(Agradecimientos a HFMN por la acreditación brindada a este medio).

Texto y fotos: Francisco Javier Pérez Díaz-Pintado

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs