DESTACADOS
Crónicas

Crónica: New Found Glory + Daylight + Days Of Heroes @ Sala Penélope, Madrid (10-12-14)

» Publicado el 18 dic por Jorge

New Found Glory, a los que vimos en el Groezrock 2014, volvían a finales de este 2014 por España, mas de cinco años después de su primera y única gira por nuestro país, para hacer dos fechas, las cuales, como no, teníamos marcadas en rojo desde que fueron confirmadas, sobre todo contando lo alocada que fue todo la anterior vez que nos visitaron. ¿Sería parecido?

Si nos guiásemos por la primera impresión, aquella que sacamos nada más entramos en la madrileña Sala Penélope, diríamos que no, porque no solo no estaba llena (ni se acercaba), sino que el ambiente era algo frio. Aun así nos olvidamos de ello y nos sumergimos rápidamente en los sonidos de Days Of Heroes. La banda local, encargada de abrir la velada, aprovechó la más de media hora que tenían encima del escenario para presentarnos Archetypes, su obra de debut. En él, como bien demostraron en directo, facturan un punk-pop algo distinto y más rockero que de costumbre, debido en su mayor parte a la gran presencia de las guitarras en muchos de sus temas.

A diferencia de ellos, los catalanes Daylight, encargados de suplir en la capital a los franceses Chunk! No, Captain Chunk!, prefieren simplificar su propuesta y traernos una versión más dulcificada, apta para todos los oídos, incluso los menos duchos en este tipo de sonidos, gracias a lo cual han tocado bastante, tanto por España como por fuera de ella (festivales como el Groezrock, Asia, etc). En esta ocasión repartieron por su set temas de todas sus épocas, pero sobre todo, como era de esperar, de One More Fight, su nuevo álbum, el cual andan presentando allá donde quieran que lo toquen. Quizás no tuvieron toda la respuesta que hubieran querido, muy en parte debido a ser añadidos a última hora, pero aun así no se llevaron una mala impresión de su concierto.

Lo que si es seguro es que en España hay una legión, aunque pequeña, de fans de New Found Glory, banda por la que darán todo, desde subirse al escenario (como se pudo comprobar sobre todo en su anterior visita, pues en esta ocasión solo hubo unos pocos stage divings) hasta agolparse medio aforo presente en las primeras filas como si no hubiera un mañana y cantar todos y cada uno de los estribillos de las canciones que iban sonando, sobre todo de las más conocidas. Debido a ello estar delante era un suplicio, aunque si eras seguidor de la banda lo perdonabas o, incluso, te olvidabas y te rendías a su energía, pues, a diferencia de su concierto en el Groezkrock de este año, aquí les sentías cerca, como si fuésemos un nuevo miembro de la banda, gracias a su facilidad de envolver al público en un todo y llevarle en volandas, como pocas veces se ha visto dentro del punk-pop. Porque claro, el género es mucho más que una dulficicación de las melodías rápidas del punk, como se pudo comprobar en la cita madrileña, donde no paramos de botar desde los primeros instantes de ‘Understatement’, el tema con el que abrieron el concierto (además de dar inicio a Stick and Stones (MCA/Drive-Thru), uno de sus mejores álbumes), hasta que cerraron con ‘My Friends Over You’ (también incluida en el disco mencionado) el grueso principal del bolo antes de irse para dentro y hacer el paripé de los bises. Esta claro que su amor por la música cañera no solo está presente en su proyecto paralelo (International Superheroes of Hardcore -ndr-), sino también en su banda principal.

Si bien la formación, originaria de Coral Springs, Florida (Estados Unidos), ha tenido muchos vaivenes a lo largo de su carrera, el último de ellos echar a Steve Klein, su quinto miembro, por diversas acusaciones de delitos (probados o no), siempre ha sabido sobreponerse a ellos y afrontarlos con total entereza. Pasaron de un sello menor como Drive-Thru, con el que sacaron su segunda obra (la primera la editaron bajo Eulogy Recordings), a una multinacional como Geffen para luego, unos cuantos discos después, volver a la independencia de la mano de Epitaph y Hopeless Records, y con ello volver un poco a sus raíces más enérgicas, algo olvidadas en su paso por una multi, como les suele pasar a muchas bandas. Aun así, no se puede decir que Resurrection (Hopeless Records), su último álbum, del cual tocaron unas pocas de canciones (‘One More Round’, con la que abrieron sus bises, ‘Ready & Willing’, ‘Resurrection’, ‘Selfless’ y ‘Stubborn’), debido a que era la excusa para volver a Europa de gira, sea su mejor disco. Por ello siempre saben repartir su set y traernos un poco de todo, sobre todo de Stick and Stones (MCA/Drive-Thru), como no, y de Catalyst (Geffen/Drive-Thru), sus dos discos más famosos y ¿mejores?. Al menos si en parte, pues en ellos están algunas de las canciones que más quieren cantar sus fans en sus conciertos (además de las ya mencionadas en el párrafo anterior, ”Forget My Name’, ‘Intro’, ‘All Downhill From Here’, estas tres presentes en sus bises; ‘Something I Call Personality’, uno de los mejores temas que tienen para tocar en directo; ‘The Story So Far’ o ‘ Truth Of My Youth’, de las últimas antes de retirarse para tomarse el respiro habitual, por decir algunas).

Podríamos estar lineas y párrafos hablando de lo que molan en directo, de la caña que le meten, de los saltos que dan todos sus miembros, que no paran quietos y en un momento están en el otro lado del escenario, pero eso sería redundar en lo ya dicho, que no es otra cosa que por mucho que se diga que hacen punk-pop (y lo hacen, que conste), encima de un escenario enloquecen, dejan de lado sus auras de banda “mítica (cuando decidan dejarlo, si es que lo hacen alguna vez, pues a día de hoy se les ve muy felices tocando juntos, habrá un hueco difícil de llenar, por mucho que les pese a algunos) y le meten caña a sus temas, eso si, sin pasarse, que saben lo que quieren sus fans. Así que terminaremos agradeciéndoles, como nos comentaron off the record algunos de los compañeros que les entrevistaron, que quisiesen volver a nuestro país (0 mejor dicho, se empeñasen en tocar en España), a pesar de que aquí no cuentan con él mismo número de fieles dispuesto a darlo todo por ellos que tienen en otros países. Aun así, esperamos que para la próxima vez no haya que esperar más de cinco años, como en esta ocasión, pues cada 365 días que pasan crecen un poco más y se alejan, aunque no lo parezca ni quieran, como ya hemos dicho, de su propuesta musical. Porque claro, ¿alguien se los imagina haciendo lo mismo con más de 50 años? Nosotros no. Aunque todo es posible. Ojalá nos equivoquemos.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs