DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Millencolin + Templeton Pek @ Sala Apolo, Barcelona (20-02-16)

» Publicado el 05 mar por Jorge

Cuando ya has visto en varias ocasiones a una banda te preguntas dos veces si te merece la pena volver a repetir. Pero en el caso de Millencolin, uno de los referentes del hardcore mélodico no solo europeo, sino mundial, queda fuera de toda duda que lo harás, por mucho que nunca te hayan entusiasmado en directo en una sala pequeña (la última vez que contamos de ellos fue su no tan buen concierto en el Resurrection Fest 2013). Claro está en que los pocos minutos que les disfrutamos en el Groezrock 2015 (y que por ello no aparecieron la crónica), donde lo dieron todo, nos acabaron por terminar de convencer y hacernos ir a la sala barcelonesa Apolo un sábado de febrero.

La otra gran pega radicaba en que, a diferencia de su anterior visita dentro del circuito de salas, los encargados de abrir la velada no eran tan llamativos. Porque por mucho que se esforzasen encima del escenario Templeton Pek, no son Atlas Losing Grip (al menos no en la versión de la formación encabezada por Rodrigo Alfaro), sino, y esta es nuestra opinión personal, una banda del genero, en su forma europea, más. O eso es lo que sentimos durante la media hora que estuvieron encima del escenario presentando los temas de New Horizons (Hardline Entertainment), su último álbum hasta la fecha. Quizás a otros, como ya hemos leído por la red, sí que les atrajeron, pero lo que es a nosotros no, nada más que fueron un pasatiempo mientras esperábamos a que llegasen los suecos.

Y vaya que si llegaron. Habrán pasado más de 20 años sobre ellos pero su espíritu sigue tan juvenil como el primer día, dando el máximo que su cuerpo permite y así contentar a todos aquellos que les siguen. Porque quizás no sean los más queridos por el grueso de los amantes del punk mundial pero aun así tienen su público fiel, de esos que a la mínima que pueden se acercan a verles (nosotros nos incluimos en ese grupo, pues por una u otra cosa siempre acabamos yendo a sus conciertos), pues como bien dejaron claro desde el minuto uno de su concierto (el cual empezó con ‘Egocentric Man’, uno de los temas de True Brew (Epiapth), su último disco) siguen siendo los de siempre (simpáticos, directos, pero, sobre todo, cañeros). Algo que se agradece, más  si cabe cuando el sonido de la sala les acompaña. Todo un lujo al que se le unió un setlist que hizo las delicias de muchos, pues supieron desgranar de forma correcta su discografía, olvidándose de forma intencionada de Machine 15 (Epitaph), su anterior obra, la menos querida por sus fans (a nosotros nos gusta). Y como tal no faltaron clásicos de la talla de ‘Penguin & Polarbears’, ‘Fox’, ‘Bullion’, ‘Man Or Mouse’, ‘Duckpond’, ‘Mr. Clean’, ‘Black Eye’ y ‘No Cigar’, con la que cerraron tras más de una hora de directo, pues lo suyo no es un show, como ya hemos dicho. Pero tampoco es lo que se busca, así que todos contentos, pues nos arriesgaríamos a decir que nadie o casi nadie se sintió defraudado, cosa que nos sorprendió gratamente.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Fotos (Madrid): Javier Perez

Más fotos: Link.

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs