DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Mastodon + Big Business + Krokodil @ La Riviera, Madrid (07-12-14)

» Publicado el 17 dic por Jorge

Mastodon nos citaban en la madrileña La Riviera más de dos años después de la última vez. Una sala, que a diferencia de la anterior, no tuvo el mismo color, pues no consiguió atraer a tanta gente. ¿El motivo? Quizás las habladurías acerca del directo de la banda norteamericana o bien que sus teloneros (Big Business y Krokodil) sobre el papel no eran tan interesantes que Red Fang, sus anteriores compañeros de gira. Aun así nosotros nos acercamos hasta ella para comprobar si todo lo que se decía era cierto o simplemente habladurías.

Los primeros en hacer acto de presencia esa noche fueron los “algo” desconocidos Krokodil. Una banda que por nombre quizás a más de uno de los presentes (y de los que estén leyendo esto) no les suene de nada, pero si os decimos que esta formada por, entre otros, Laurent Barnard, guitarrista de Gallows, y Daniel P. Carter, presentador de la BBC y guitarrista/vocalista de Hexes, quizás si. Su sludge metal, pues los de Atlanta siempre intentan llevar de gira con ellos formaciones afines, si bien a veces se acerca a la propuesta de los cabezas de cartel del tour, sobre todo en estudio, gracias a sus guitarras dobladas, en directo, aun manteniendo ese toque, se alejan un poco para meterle algo de rapidez a sus temas y acercarlos, aunque sea solo de pasada, al punk. El setlist escogido esa noche, así como el resto de la gira, como se puede ver buscando por la red, daba pie a ello (‘Reptilia Familiar’, ‘The Collapse’, ‘The Shatter’ y ‘Dead Man’s Path). ‘Sun Riders’, el tema de su disco de debut donde colabora Simon Neil de Biffy Clyro, cabe mencionarlo aparte, por perder, algo evidente, su fuerza encima del escenario al faltar el contrapunto melódico que aporta el frontman de los escoceses. Aun así, y a pesar de ello, supieron suplir su falta de la mejor de las formas posibles y así poder redondear una actuación que, si bien no se le quedará a muchos en la mente y posiblemente no la recuerden dentro de unos años, fue resultona y agradable para comenzar la noche.

Tras realizarse el cambio habitual de backline le tocó el turno a Big Business. La banda oriunda de Seattle vino con su formación original, es decir, por la compuesta por Jared Warren al bajo y a las voces principales y Coady Willis como batería y voces de respaldo, algo que sorprendió a los menos duchos en su propuesta. Un hecho que les restó fuerza a la hora de llevar adelante el set que tenían previsto (‘Chump Chance’, ‘Battlefields’, ‘Doomsday, Today’ o ‘Heavy Shoes’, entre otras), pues su mezcla de stoner metal con sludge metal no consiguió cuajar del todo y acabó dispersándose por el escenario, empobreciendo con ello su actuación y llegando, en algunos momentos, a no conectar lo suficiente con el público asistente. Una pena, pero como los más viejos del lugar ya saben, de una sala como la madrileña no se puede esperar mucho, sonoramente hablando.

Lo curioso es que tras una actuación algo anodina de Big Business, Mastodon, los actores principales de la velada, habituales en corrillos musicales, tanto por su gran discografía, una de las más alabadas dentro del metal actual, como por su “mal directo”, refutaron esos pensamientos acerca de sus conciertos con un buen show. Quizás, es verdad, que algo excesivamente centrado en su nueva faceta, aquella que abandonó hace años el sludge de sus inicios para abrazar un metal más progresivo y basado en sus guitarras más que en sus voces; pero por otra parte, algo evidente y esperado, pues el motivo de la gira europea no era otro que la presentación encima de los escenarios de Once More ‘Round The Sun (Warner Bros), su nuevo disco. Pero no solo por ello la mayor parte del setlist estuvo basado en él (‘Aunt Lisa’, ‘Chimes At Midnight’, ‘Ember City’, ‘Halloween’, ‘High Road’, ‘Once More ‘Round The Sun’, ‘The Motherload’ y ‘Tread Lightly’), sino también porque eran las que más esperaban la mayor parte del publico allí presente, como demostraron en algunos compases cantando los estribillos de las canciones a pleno pulmón y agitándose, mayormente las primeras filas, como si no hubiese un mañana. ¿Quiere decir eso que ya no tiene cabida su primera época, aquella que les puso en los primeros puestos del metal actual? No, pues para gozo de sus seguidores más antiguos, aquellos que les descubrieron durante los primeros compases de la década pasada con la triada formada por Remission (Relapse), Leviathan (Relapse) y Blood Mountain (Warner Bros/Reprise), también hubo un hueco para recordar aquella época, sobre todo porque saben de sobras que los temas allí presentes son los mejores para cerrar (acabaron a tope con ‘Megalodon’, ‘Crystal Skull’ y ‘Blood And Thunder’).

Pero volviendo al principio de la crónica del bolo de la formación de Atlanta, cabe decir que la banda ha sabido adaptarse bastante bien a sus nuevas coordenadas musicales, adecuando los tempos y las formas de llevar a cabo sus directos, para así hacerlos lo más divertidos e interesantes posibles, pero, ante todo, han conseguido solventar los problemas que surgieron a la hora de trasladar sus nuevas voces a los conciertos, unificándolas de tal forma que no destaquen ninguna por encima del resto. Una tarea complicada pero necesaria que les hace merecedores de un gran aplauso pues ya era hora de que el chip cambiase y así la gente dejase de decir: “que mal concierto han dado“. Bien por ellos, pero sobre todo por nosotros, sus seguidores, que al final y al cabo somos quienes les vamos a ver.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs