DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Madball, Ignite, H20, Anal Hard y Katran @ Sala Razzmatazz 2, Barcelona (07-05-17)

» Publicado el 11 jun por Jorge

Aunque todavía queda unas cuantas semanas para que llegue el montante gordo del calendario festivalero patrio hay promotoras como HFMN Crew que nos traen adelantos en formato “mini-festival” a diversos puntos de la Península Ibérica. Un mini-festival que en caso de la cita catalana, que es a la que asistimos en la redacción, fusionaba dos giras europeas: por una parte la que llevaba por el viejo continente a MadballH20; y por el otro, la que llevó por estas latitudes a IgniteKatran. Todo eso unido a la presencia de un grupo de aquí, algo que no podía faltar: Anal Hard.

Un largo lineup que llevaba a agilizar el running up y los horarios de la tarde, la cual empezó pasadas las 6. A los croatas Katran, bastante desconocidos por estos lares, les tocó “bailar con la más fea”. Porque ambos aspectos les llevó a salir y presentar sus temas ante una sala prácticamente vacía. Habrá quien dirá que parte de su calidad, pues no son una banda al nivel del resto del cartel, pero fuese lo que fuese no se amilanaron y su hardcore metal (más que punk) retumbó por toda la sala. Era evidente desde el primer minuto que no serían los vencedores de la velada ni los más recordados pero siempre se podrá decir, si estabas ahí, claro está, que una vez viste a unos “jarcoretas” del centro de Europa. Para algo sirven bolos así.

Lo que es seguro es que lo que vino a partir de acabar Katran y subirse al escenario los casi locales Anal Hard (son del Maresme, zona costera cercana a Barcelona) fue de menos a más en cuestión de potencia. Porque el resto era cuestión de gustos, pues aunque todos hacen el mismo estilo, cada uno a su manera: defekohardcore, o así lo definen los de aquí; más cercano al hardcore melódico Ignite; más hardcore punk, cercano al de los 80, en el caso de H2O; o hardcore puro los neoyorquinos Madball. Y todos con calidad, dicho sea de paso.

Anal Hard tuvieron la oportunidad de presentar su propuesta, y más en concreto los temas de Alta Gama (Pick Your Twelve), su recién publicado nuevo disco, a lo largo de toda esta mini-gira. Una ocasión que supieron aprovechar al máximo dando el resto hasta el último minuto de la misma, la cual acababa en “casa”. Fuese porque parte de su público más cercano estaba ahí o por el simple hecho de conseguir algunos nuevos fans, estuvieron bastante enchufados. Serán, o no, de tu agrado, pero lo que no puedes negar es que allá a donde van arrasan, y más si están en su Cataluña natal. Y aquella noche lo hicieron.

Tras este “calentamiento”, pues no fueron otra cosa los conciertos de Katran y Anal Hard, llegaba lo gordo: H20, Ignite y Madball. Los primeros de los tres en subir al escenario son los neoyorquinos H20. La formación, creada en 1994 alrededor de la escena ya creada en la ciudad de la costa este estadounidense, salió con ganas de demostrar que los años no pasan por encima de sus miembros. Venían a presentar, encabezados por Toby Morse, uno de los frontman más activos en las redes sociales y más queridos, los temas de Use Your Voice (Bridge 9), su último disco. Aun así, prefirieron buscar en su discografía y traernos algunos de sus temas más conocidos (‘One Life, One Chance’, ‘Family Tree’, ‘Sunday’, ‘1995’, ‘Guilty By Association’ -esta con la colaboración estelar de Freddy de Madball-, ‘Nothing To Prove’…). Sus fans, sobre todos los más nuevos, se lo agradecimos, pues es una banda que, al menos una vez, se ha de ver. Demasiado míticos como para no hacerlo. Lo bueno es que, debido a la particularidad de su sonido, como comprobamos en el mencionado último álbum, que no es tan cañero como el de otros (incluidos compañeros de velada), siguen en muy buena forma. Un logro que pocos alcanzan y que, quien lo consigue, queda para la posterioridad.

Ignite, al igual que H20, aunque de manera más descarada, obviaron su último disco (A War Against You -Century Media-), del cual solo cayó una canción (‘This Is A War’). Una pena, porque aunque a muchos le agrade más la trayectoria hasta su “parón”, allá por 2006, cuando publicaron Our Darkest Days (Century Media), no desmerece para nada lo anterior. Pero no nos quejemos. Si bien es verdad que la marcha en 2015 de Nik Hill, su segundo guitarrista, les bajó la contundencia, siguen sonando bastante potentes. Y, sobre todo, que es lo que interesa, siguen intensos. Una intensidad que ha cautivado a muchos, a tal nivel que se puede decir, sin riesgo de equivocarse, que es una de las bandas de hardcore que más gusta por aquí. Temas como ‘Bleeding’, ‘Let It Burn’ y ‘My Judgement Day’  -algunas de las que cayeron en Barcelona (hasta hubo hueco para un par de covers -‘Man Against Man’ de No For An Answer y ‘Sunday Bloody Sunday’ de U2-) – son la culpa de ello. Por muy poco no se llevaron la medalla de oro aquella noche. La culpa de ello eran los que estaban apunto de salir.

Tengo que ser sincero. Leyendo una crónica anterior de un concierto de Madball (allá por el 2010 junto a Sick Of It All) en un medio previo, me he dado cuenta que en su momento les dí demasiada cera. O quizás es que aquel concierto no fue como este. Aquí todo aquello que dije de que los neoyorquinos en directo sonaban bastante iguales se disipó, dejando claro que me había equivocado. Y cuando lo haces hay que decirlo, no esconderse. Porque como dicen “es de sabios rectificar”. Sobre todo cuando es para bien/mejor.

Como sus paisanos, ellos también pasaron de su última obra (Hardcore Lives -Nuclear Blast-), aunque bien es algo más lejana (2014), de la cual solo tocaron 3 temas (‘Hardcore Lives’, ‘Doc Marten Stomp’ y ‘DNA’). El resto, y no fueron pocas -19 temas-, dieron buena muestra de su historia. Una historia que va de la mano del hardcore como género. Si bien es verdad que para algunos su existencia no es necesaria -o sea, que si no estuvieran, no pasaría nada-, para el resto, que no son pocos, son un pilar básico del estilo. Y las primeras filas de la mediana de las Razzmatazz lo dejaron claro. La energía con la que cantaron todos y cada uno de los temas de su setlist, se movieron en pogos, algún que otro stage diving, hicieron circle pits y acompañaron a la banda, fue la mejor prueba. Ellos, en agradecimiento, nos contentaron con, entre otras, su versión de ‘It’s My Life’ de Agnostic Front y la “española” ‘Nuestra Familia’ -en la que participó Zoli Téglás de Ignite-. Quizás acordarse de esas, en vez de otras, sea pecar de gandul, por lo fácil que era intuir, sobre todo la segunda, su inclusión aquella noche. Una noche, valga la redundancia, que redondearon dando agradecimientos a diestro y siniestro, el público que asistió inclusive. Grandes vencedores. Por algo son quienes son y tienen el nombre que tienen. Merecido lo es.

Texto: Jorge Garrido Yuste

(0) Comentarios

Acciones:

»

Aún no hay comentarios.

Reply to this post

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs