DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Mad Caddies @ Sala Lemon, Madrid (15-11-14)

» Publicado el 21 nov por Jorge

Desde hace tiempo noviembre suele ser el mes más movido del año, musicalmente hablando, con multitud de conciertos que disfrutar, sobre todo en las ciudades grandes (Madrid, Barcelona y alguna del País Vasco, sobre todo). Por ello en algunas ocasiones cuesta decidirse por uno y no por otro. Algo que nos sucedió el pasado 15 de noviembre, fecha en la que coincidían por la capital Machine Head, Mad Caddies, Daylight y Marvin, por decir los primeros que nos vienen a la mente. Lo más sencillo habría sido mandar a gente a cada uno de ellos, pero debido a nuestro reducido tamaño tuvimos que elegir. ¿Y que escogimos? Pues a la banda de Solvang, California (Estados Unidos). Hablamos, como no, de Mad Caddies.

Cuando los californianos confirmaron su gira nos sorprendieron dos cosas: la primera que, a diferencia de otras, que llegan con unas cuantas fechas ya celebradas; y la segunda, que no llevasen bandas invitadas encargadas de abrir cada uno de sus conciertos. Petición esta última algo sorprendente pues salvo fechas escogidas, y no muchas por cierto, iban a ocupar el timing completo de todas y cada una de las noches de su gira. Con ello se podría pensar que veríamos al grupo en su máximo esplendor, dando bolos extenuantes y extra largos, pero nuestro gozo en un pozo cuando una vez en la sala, puntuales “por si acaso”, tuvimos que esperar una hora y media a que se subiesen al escenario, reduciendo con ello el tiempo de actuación. Entendemos las peticiones de algunas formaciones y demás, pero creemos que mejor que un DJ de fondo habría sido el premiar a una banda de su país a girar con ellos, y si eso no se quería, para así reducir costes, incluir productos de cada ciudad para darles su oportunidad de foguearse.

Pero una vez comenzaron a tocar, a todos los allí presentes, más de lo que podría uno pensar debido a la gran oferta que había esa noche y menos de lo que se merecían, se nos olvidó y empezamos a bailar al son de las canciones elegidas para esa noche, no muy distintas a las de sus anteriores citas por España (A Coruña y Oviedo), pero tampoco muy diferentes a las que se pudo oír en su última visita a nuestro país, y por ende, en la mayor parte de los conciertos de su última etapa, los cuales bebían y beben mayormente de su disco de grandes éxitos, donde se encuentra la columna vertebral del grupo. Lo que sorprende debido a que la razón de la gira era la presentación de Dirty Rice (Fat Wreck), su último gran disco, publicado en la primavera de este 2014. Dicho esto un despistado podría pensar que lo que se vio en la madrileña Sala Lemon, así como en otros bolos de la gira, fue más cercano a su primera época, es decir, más punk que ska; todo lo contrario porque, como demostraba la heterogeneidad del publico, poco visto en veladas punk, aquí lo que predominó fue su versión más lenta, aquella que ahondaba en su lado más “gambitero”(‘Backyard’, ‘Leavin’, ‘State Of Mind’ o ‘Monkeys’, entre bastantes otras).

Quizás para muchos sea una pena que la banda relegue al olvido sus temas más rápidos, correspondientes a sus inicios, pero viendo a la mayoría, esa que llenó la sala madrileña, para sorpresa o tristeza, según se mire, pues no tiene un aforo muy grande, no cabe más que decir que los norteamericanos aciertan a la hora de escoger que canciones tocar, algo no muy complicado gracias a la extensa larga lista de buenas creaciones que tienen en su haber. Por nuestra parte no podemos estar más que contentos con lo que vivimos, porque, aunque pudo haber momentos previos algo malos debido a la larga e innecesaria demora ya mencionada, lo pasamos como enanos, disfrutando tanto y más de lo esperado de inicio, porque vimos lo que esperábamos ver (sobre todo ese final con ‘All American Badass’). Algo que, sobre el papel, parece malo, pero que en su caso y en el fondo, hizo que gozáramos aun más. Ojalá no tarden muchos años en volver.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs