DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Lagwagon + The Flatliners + Western Adicction @ La Riviera, Madrid (13-03-15)

» Publicado el 27 mar por Jorge

Es de agradecer que la nueva gira de Lagwagon fuese 100% foranea, es decir, que no tuviese uno o varios compañeros de fatigas nacionales, ya fuesen los mismos durante todas las fechas por España o estos cambiasen en cada una de las ciudades. Y con esto no queremos desmerecer el arduo trabajo realizado por las bandas emergentes, esas que intentan disfrutar de todos los momentos que tienen, porque, nos guste o no, casi ninguna de ellas puede vivir de su gran pasión la música. Simplemente estamos contentos por contar con uno de esos tours por los que tanto babeamos y que, en la mayoría de las ocasiones, no suelen pisar nuestras salas. De ahí que esta vez, y así de paso se varía un poco, no pudiésemos más que alegrarnos, aun contando con que uno de los grupos integrantes en el mismo eran los menos conocidos Western Addiction.

Porque si, esa es la sensación que se notó al anunciarse las fechas por España. Pocos sabían que la banda originaria de San Francisco, California (Estados Unidos), contaba en sus filas con miembros de Dead To Me y Complaints. Y aun así, tampoco muchos se interesaron por su música, como se pudo comprobar durante su actuación, a la cual se acercó menos de la mitad de la gente que habría luego. ¿Un error? Esta visto que en muchas ocasiones el público asistente considera que le renta la compra de la entrada viendo solo al cabeza de cartel, como ocurrió en esta ocasión. Pero esta vez no seremos nosotros los que nos quejemos, como si ya hemos hecho anteriormente, sobre todo cuando los encargados de abrir fuego son locales (por aquello de #supportthescenedontkillit, que tan bonico aparece en nuestras camisetas). ¿Por qué? Fácil de tirar, sobre todo si se apuesta por los consabidos tópicos. El primero el sonido de la madrileña La Riviera, sala que, cuanto más vacía esté, peor sensaciones transmite, no ayudando a las propuestas menos conocidas y que más necesitan tener una gran actuación para poder ser recordados, que es para lo que se unen a giras como esta. El segundo su propuesta, no tan atractiva como las que vendrían después. Con ello no estamos diciendo que sean malos ni que no nos gustasen, sino que con el paso del tiempo pocos se acordarán de ellos y, mucho menos de su concierto.

En el caso de los canadienses The Flatliners la cosa mejoró un poco más, aunque no mucho, pues los problemas de sonido siguieron presentes, primero con la voz de Chris Cresswell, al que no se le oía apenas, y luego con la bola sonora tan odiosa cuando esta se da. Aun así la banda no se amilanó y nos presentó los temas de Dead Language (Fat Wreck), disco con el que todavía no habían venido a España. Quizás no sea el que más guste (teniendo Calvacade (Fat Wreck) es normal que se piense eso), pero lo que no se puede negar es que esta a la altura de su carrera. Una carrera, valga la redundancia, de la que dieron bastante buena muestra durante la casi una hora de actuación que tuvieron en la capital (‘Count Your Bruises’, ‘Caskets Full’, ‘Carry The Banner’ o ‘Eulogy’, por decir algunas). Aspecto este bueno para todos sus fieles y acerrimos seguidores, que corearon todos y cada uno de los estribillos de la banda del norte de Norteamérica; pero negativo para los que les piden un punto más de velocidad y que, por el camino hacia conseguirlo, dejen detrás los medios tiempos que abundan en muchas de sus obras. ¿Y para nosotros? Sinceramente creemos que la selección de temas escogidos, como ya habéis podido ver unas pocas lineas antes, no estuvo tan mal como la quieren pintar algunos y que nos llevamos para el recuerdo unos cuantos sings-a-longs, así como algún que otro esporádico pogo.

Lo que no se puede negar es que Lagwagon eran el gran atractivo de la noche, no solo a nivel de llamamiento (fue de largo la actuación más concurrida y con más “movimiento”), sino a nivel de historia. Difícil encontrar a alguien que diga que le gusta el hardcore melódico y que no conozca y, sobre todo, no le guste su música. Quizás para algunos no estén en el top 3 histórico (este lo pueden ocupar Bad Religion, NOFX y No Use For A Name), pero será por poco, porque su discografía esta a la altura de los más grandes. Pero más aun su aura, esa que sigue cosechando éxitos más de dos décadas después sus inicios, como bien se pudo comprobar con Hang (Fat Wreck), su último disco. Una piedra de toque para todos aquellos que piensan que la edad juega un papel crucial dentro del punk, pues, como se ha podido comprobar, tanto en disco como en directo, por mucho tiempo que pase por encima suyo siguen estando frescos (no diremos que como cuando eran jóvenes, pues eso es prácticamente imposible) y, lo que es más importante, mantienen las ganas de hacer el gamberro.

Por ello, cabe decir eso de que “si uno hace lo que más quiere lo hace con gusto”, tanto que no se notará en ningún momento que ya no eres el de antaño ni que tu cuerpo soporta la mismas juergas que en tus primeros años al frente de la banda. O al menos esa es la sensación con la que salimos de la madrileña La Riviera una vez hubo finalizado su, más o menos, hora de actuación (el formato, ni la sala, todo sea dicho, daba pie para más). La pega, y esto ya hablando de temas más allá de su concierto (sonaron, entre otras, ‘Violins, ‘Island Of Shame’, ‘Alien 8′, ‘Making Friends’, ‘Mr. Coffe’ y ‘May 16th’), es que cuando ellos decidan parar y que su música solo se escuche en pasado (es decir, que ni saquen más discos ni den más conciertos), al igual que la de algunos de sus coetáneos y compañeros de escena, pocas opciones nos quedaran para disfrutar a este nivel de “popularidad” del punk, porque, aunque intentos hay, pocas bandas ya llegan al lugar donde esta actualmente la banda de Goleta, Santa Barbara, California (Estados Unodos). Así que, mientras podamos, seguiremos yendo a verles en directo, no vaya a ser que el día de mañana nos arrebaten su música, como pasó con la de No Use For A Name.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Fotos: Javier Caulfield

Más fotos: Link

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs