DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Kvelertak + Skeletonwitch @ Sala Razzmatazz 2, Barcelona (26-11-16)

» Publicado el 12 dic por Jorge

Pensamientos nos invadían al entrar en la barcelonesa Sala Razzmatazz tiempo antes del comienzo de la actuación de Skeletonwitch, la banda elegida por Kvelertak para acompañarles en su reciente gira por Europa. Todos ellos nos dirigían a la misma: ¿no había muy poca gente?

Conforme fueron sonando los primeros compases de ‘Burned From Bone’, el tema de Serpents Unleashed (Prosthetic Records), el último disco de Skeletonwitch, con el que empezaron su bolo, la pregunta se hizo más seria. ¿Por qué estaba a medio gas? Desde tiempos inmemoriales estamos viendo como los conciertos se van llenando conforme va acercándose la hora del show principal (o principales, si estos son muy atractivos); y lo que es peor, como bandas que difícilmente se pueden ver por aquí, y que hacen un esfuerzo por gustar a gente que no les conoce aun, sufren semi-vacíos. Encima en esta ocasión había un hecho que agrandaba el “mal”. Como comprobaríamos instantes después al subirse al escenario los fineses, la formación estadounidense gozó, sorprendentemente, pues suele ser al revés, de un mejor y más potente sonido. Un aspecto que en principio nos parecía exagerado y que nos auguraba, o eso creíamos inocentemente, un “bolamen” de Kvelertak, pero todo lo contrario. El black metal con tintes de trash de los de Athens se elevó hasta las partes más altas de la sala para luego dirigirse a todos y cada uno de sus rincones, los cuales llenaron con canciones como ‘Burned Form Bone’, ‘Well Of Despair’, ‘Serpents Unleashed’ y ‘The Infernal Resurrection’, entre otras. Te podrán gustar o no, pero aquella noche, si les viste tocar, no podías salir de la sala diciendo que no hicieron un buen concierto.

Algo bastante discutible en el caso de Kvelertak. Una de las sensaciones de los últimos años en el panorama musical más extremo, donde se mueven como pez en el agua, venían a dar a Barcelona su primer concierto como cabezas de cartel (a pesar de lo que dijeron algunos de sus miembros -pasaron del “primer concierto en Barcelona” a “primer concierto en sala”-), pues ya habían estado con anterioridad (en el Primavera Sound 2014 y en el 2015 dentro de la gira de Slayer) en la Ciudad Condal. Un bolo muy esperado que les debía colocar en su verdadero lugar: ¿serían un bluff como tantos otros -Nattesferd (Roadrunner Records), su último disco, no llega ni por asomo al nivel de su obra de debut- o seguirán subiendo conforme vayan pasando los años? Y vaya que si lo hicieron. Si bien el sonido, como os comentábamos antes, no fue el esperado (queríamos caña burra por los cuatro costados y nos falto bastante de ello), conforme fue pasando su setlist (y cayendo por el camino temas como ‘Mjød’, ‘1985’ y  ‘Månelyst’) la cosa fue mejorando, aunque no todo lo que un grupo como el suyo demanda. Aun así, para la mitad del concierto, cuando llegó la esperada ‘Blodtørst’, la comunión entre el público y la banda era tal que consiguió que nos olvidásemos de todo y simplemente nos dejásemos llevar por sus riffacos, sus invitaciones musicales a pogear (sí, hacen rock, pero mezclado con black metal, o sea, lo más comunmente conocido como black ‘n’ roll, pero a veces su actitud es más cercana a una banda de hardcore) y, más aun, a tirar la cerveza por los aires mientras botamos como posesos. Es verdad que, según nos comentó parte de la expedición de la web que también les vio hace dos años en el Primavera Sound, la cosa no se volvió tan épica como en aquel entonces y el adjetivo memorable no es el más adecuado para definir lo allí visto, pero aun así nos llevamos una sensación muy grata. Queríamos disfrutar de sus grandes canciones (de las ya mencionadas ‘Månelyst’, ‘Mjød’ y ‘Blodtørst’, así como de otras como ‘Offernatt’ y ‘Kvelertak’ -momento bandera al final de la misma, inclusive-) mientras estas subían por nuestro interior hasta hacernos enloquecer (algunos de sus miembros se contagiaron y en ‘Utrydd dei svake’, con la que cerraron, acabaron desperdigados por la sala -bien encima del público o bien encima de una de las barras de la sala-), lo que consiguieron de manera sobrada, de ahí que se llevasen una puntuación positiva de su nueva visita a Cataluña. Ahora que arreglen el sonido, vuelvan y nos terminen de dar lo que nos merecemos.

Texto: Jorge Garrido Yuste

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs