DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Kadavar + The Picture Books @ Sala Copernico, Madrid (30-10-14)

» Publicado el 02 nov por Javier Caulfied

Después de un ciclo de conciertos intensivo en septiembre y a lo largo de todo octubre, nos acercamos a la sala Copérnico para romper un poco la dinámica, digamos, punk rocker para catar otro tipo de concierto y de grupos con Kadavar, y es que en la variedad está el gusto, eso lo tenemos claro.

Los alemanes trajeron a unos paisanos consigo para esta gira; los llamados The Picture Books. Si sus anfitriones son tres y se bastan, ellos son más independientes aun en su propuesta y son solo dos. Sencillo: una batería, una guitarra con múltiples pedaleras y su portador también haciendo las voces. Con una afluencia de gente nada modesta, desataron toda la magia contenida en Imaginary Horse (Riding Easy), su debut de largo que mezcla sonidos de la americana más nativa, y que no se queda cojo en absoluto. Toda la potencia que posee dicho disco en estudio (que por cierto se grabó en un garaje, junto a sus motos de carretera) fue brillantemente transportada al directo, e incluso maximizada con semejante monstrenco a la batería como es Philipp Mirstchink, avivando la potencia y rapidez de canciones como ‘Learn It The Hard Way’, ‘E.L.I.Z.A.B.E.T.H’ o, sobre todo, ‘The Rabbit And The Wolf’, con unos coros muy tribales, marca de Fynn Claus. Sonidos primitivos, crudos y más marcadamente americanos a primeras escuchas, supieron aprovechar su estancia sobre el tablado.

Apenas tuvimos tiempo de comentar la jugada cuando Kadavar dieron comienzo a su actuación, y en cuestión de segundos, si no mirabas hacía atrás, podías sentirte en la década de los setenta automáticamente, ya que empezando por la música, pasando por las portadas, las letras y hasta la ropa y el estilo barbudo del trío remonta a la época dorada de la psicodelia y el hard rock progresivo. Fue muy positivo que se dejaran la piel en el escenario tocando prácticamente su debut completo y la mitad de Abra Kadavar (This Charming Man) -segundo disco y motivo de la visita-, pero si dejamos a un lado el puntazo de poner la batería de Tiger en el centro del escenario como principal protagonista (de justicia subrayar que los baterías de los dos grupos fueron lo mejor del festejo), pudimos ver a un grupo gravemente falto de carisma y locuacidad para con su público (y aquello estaba prácticamente hasta los topes, luego fans no les faltan).

Cierto es que si te gustan Kadavar en disco, te gustaran en directo, porque clavan hasta el último solo o crash de batería, pero me temo que a veces eso no es suficiente si quieres mantener un poco la emoción del respetable, y es que en el público a veces no se distinguía si la gente estaba en otro mundo debido a las atmosferas creadas por Christoph y sus camaradas o si, sencillamente, más de uno se estaba durmiendo. Palabras aparte para un bajista extremadamente serio, al que parecía hasta molestarle tener que tocar, especialmente cuando, tras ‘Come Back Life’, se anunció un bis compuesto por ‘Creature Of The Demon’ y ‘Purple Sage’, de su primer largo. Una noche interesante y, sobre todo diferente; la mayor pega fue lo monótono que se llegó a hacer todo en suma, y aunque no tengo referencias anteriores del directo de los alemanes, estoy convencido que han tenido noches mejores, pese a que técnicamente hablando no hubo una falta y tuvimos un sonido decente.

(Agradecimientos a Noise On Tour por la acreditación brindada a este medio).

Texto y fotos: Javier Caulfield.

Más fotos: Link.

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs