DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Frank Carter & The Rattlesnakes + The Blackjaw @ Sala Razzmatazz 3, Barcelona (02-12-16)

» Publicado el 14 dic por Jorge

A finales del mes de octubre se anunció que Frank Carter y sus The Rattlesnakes iban a hacer dos conciertos especiales en nuestro país. Especiales porque aun no ha salido su disco (queda un mes) y porque no había gira europea de por medio -esta fue en octubre-. De ahí que agradeciésemos tanto su visita a España (el hizo lo propio con nuestro país, de donde salieron muy contentos en su anterior visita con motivo del Resurrection Fest 2016). Por ello no podíamos faltar a la cita con su show, porque eso es lo que dan, como os contaremos más adelante.

Pero antes era el turno de The Blackjaw. La banda madrileña aceptó tocar antes de los ingleses, aun teniendo con ello que recorrer más de 500 kilometros un viernes. Debido a ello, y no es una excusa, llegaron lo justo para probar lo necesario y subirse al escenario de la más pequeña de las Razzmatazz, lugar en los que hemos disfrutado este año de algunos grandes conciertos (This Wild Life o Strike Anywhere), el suyo incluido. Quizás en parte por tener un buen lugar donde disfrutar de la locura de Frank Carter había bastante más gente a primera hora, lo que hizo que más de uno y de dos, desconocedores de su propuesta, les descubriesen y, lo que es todavía mejor, les gustasen. Porque ellos hicieron todo lo posible para que esto fuera una realidad, algo que consiguieron con un set variadito, pues aunque venían a presentar los temas de su nuevo disco Men of Prey (Redneck Cheese Studios) (de este cayeron, entre otras, ‘Knot’ o ‘Hard Strikes’), no faltaron referencias a sus anteriores obras (‘Robert Told Me To’ o ‘Benlliure’). Si bien quizás no fue el concierto suyo que más nos ha emocionado, supieron perfectamente cual era su papel (llegar a nuevo público) y lo cumplieron con creces.

Lo de Frank Carter es de otro planeta. Para su primera visita a Barcelona vino junto a The Rattlesnakes (antes estuvo en Gallows y Pure Love), banda que le sirve de acompañamiento a sus locuras, pues, quieran o no (a saber lo que piensan), quedan en un segundo plano cuando decide ponerse el traje de showman, más allá del hortera de flores escogido para esa noche (y por lo visto, el mismo que se puso en su mencionada actuacion en el Resurrection Fest 2016). En sus conciertos el setlist, a pesar de incluir algunos grandes temas en ellos (como, por ejemplo, ‘Juggernaut’, ‘Lullaby, la nueva ‘Wild Flowers’ y ‘Snake Eyes’), es totalmente secundario, pues este es simplemente el hilo conductor para su repertorio de gracias varias. Porque eso es lo que uno va a ver en un concierto suyo. Quizás sea exagerar demasiado, pero cuando tras una escasa hora de bolo sales de una sala como la Razzmatazz 3, no puedes pensar otra cosa. No se esforzó en tocar muchos temas (no llego ni a la quincena), abundaron los acercamientos al público (en ‘Modern Ruin’ invitó al público femenino, bastante abundante aquella noche, a subirse al escenario para hacer stage diving, ya que, según él, “siempre vemos a los hombres hacerlo”; o se puso de pie encima del público mientras cantaba ‘Juggernaut’, su, posiblemente, mejor tema), así como algún que otro “speach”. Claro está que viniendo de un frontman como él, el cual engrandece, como pocos saben hacer, ese puesto tan privilegiado, no puede ser más que sinónimo de la juerga padre. Sabes a lo que vienes y lo que te llevaras, de ahí que todos y cada uno de los asistentes coincidamos en que es una bestia parda. Es posible que con los años su música no quede para el recuerdo como si lo harán sus conciertos. Y esto es junto a The Rattlesnakes. No queremos pensar lo que podría ser con Gallows en sala. Mejor que no, que nos dan envidia todos aquellos que si que les pudieron ver en ese formato.

Una foto publicada por Ctrl Rock Mag (@ctrlrockmag) el

Texto y foto: Jorge Garrido Yuste

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs