DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Bad Religion + Against Me! @ La Riviera, Madrid (17-06-14)

» Publicado el 19 jun por Javier Caulfied

España es un país que va a la cola en muchas cosas, como todos sabemos. La música, y todo lo que le rodea en cuanto a apostar por determinados estilos musicales y, por ende bandas, no es menos. Muchas de nuestras bandas predilectas tardan mucho en venir a presentarse al público español; eso sí lo hacen, porque son cosas que no siempre ocurren y, o bien sales fuera a buscar esas oportunidades, o en más de una ocasión te quedarás sin verlos (o cuando vengan habrán perdido para ti ese atractivo que en su día le/los hizo tan especial/es). No era el caso de Bad Religion, quienes han venido a lo largo de su trayectoria tanto a salas como a festivales con asiduidad, pero sí de sus especialísimos teloneros.

Por suerte, de cuando en cuando, algunos promotores le echan pelotas, y tienen el coraje suficiente –y es que no debe ser nada fácil- de ir detrás de muchas de esas bandas de esas que nadie se atreve a traer, y ¡voila! Por fin podemos presumir de que Against Me! pisarían salas españolas (estuvieron en el Resurrection Fest 2012) para presentar su último disco de estu… Para presentarse como dios manda. Ocurrió hace dos años con The Gaslight Anthem como cabezas de cartel, y el año pasado con Frank Turner abriendo para Dropkick Murphys en esta misma sala; éste año era para Laura Jane Grace y compañía. Esa noche se mezcló mucho de todo. Me explico: había puretas del Bad Religion, del punk rock en general, renegadores de ciertas etapas de los californianos, renegadores de Against Me! en general, unos que venían por el cabeza de cartel, otros por los teloneros, y entre medias gente de muchas y diversas edades… Como decía, de todo; dicho en el mejor sentido de la palabra, pues en la variedad está el gusto.

Con semejante plantel, y La Riviera aún a medio gas de aforo entre rezagados y “renegados”, a las 20:30 salían puntuales Against Me! a dejarse la piel sobre las tablas durante la próxima hora. Se mostraron alegres, simpáticos y profesionales, pero lo que más nos cautivó a todos sin duda fue lo potentes y enérgicos que estuvieron de principio a fin, sin apenas pausas para hacer alguna concesión al público por parte de Laura para agradecernos su apoyo y paciencia, en términos generales. Sabedores de las ganas que había de verlos, y de su calidad de teloneros, fueron al grano y nos brindaron casi una veintena de temas del tirón.

Estoy convencido de que cada cual encontrará sus faltas al set que desglosaron, en busca de sus preferidas o “esa/s ineludible/s que se dejaron”; pero lo cierto es que repasaron su discografía muy decentemente para el tiempo que tenían, a la vez que no dejaron de lado Transgender Dysphoria Blues (Total Treble Music/Xtra Mile Recordings) -su variado sexto nuevo disco de estudio, estrenado en enero de este mismo año-, bendita excusa de su nueva gira. Junto a la interpretación de la mitad de dicho disco (‘Fuckmylife666′, ‘Unconditional Love’, ‘True Trans Soul Rebel’, la homónima ‘Transgender Dysphoria Blues’, ‘Drinking With The Jocks’ y el final con ‘Black Me Out’), intercalaron otros tantos temas brillantes, algunos esperados (‘Pints Of Guiness Make You Strong’, ‘New Wave’, ‘I Was A Teenage Anarchist’, ‘Trash Unreal’) y otros quizás no tanto, e igualmente celebrados (el momentazo de ‘Miami’, ‘Turn Those Clapping Hands Into Angry Balled Fists’ o ‘Americans Abroad’); como para quejarse. Ojalá volvamos a encontrarnos a los de Florida pronto.

No mucho más de media hora después, colgaba un telón de fondo que rezaba Bad Religion, y con el riff de ‘Fuck You’ de fondo -interpretado por Brian Baker- mientras salían el resto de músicos, los reyes del punk rock noventero nos saludaban. Hay mucho y poco que decir sobre los shows de Greg Graffin y compañía, más aún si los has visto con anterioridad. No sé si tendrán alguna noche mala, pero el que escribe los ha visto tanto en sala como en festival, y tengan la noche que tengan siempre suelen convencer. Lo de La Riviera esa noche no fue menos, pues desplegaron ni más ni menos que una treintena de canciones casi del tirón. No por ser los protagonistas de la velada iban a relajarse más que sus predecesores; están acostumbrados a meterse su hora y media de directo del tirón y sin apenas pausa, a la vieja usanza.

Así que nada, ellos a día de hoy se resignan a sonar a vieja gloria, y con semejante discografía repleta de canciones míticas no se conformaron con presentar True North (Epitaph) brevemente (tan solo la citada ‘Fuck You’, ‘Dharma And The Bomb’, la homónima ‘True North’ y ‘Dept. Of False Hope’), pues ya hubo tiempo de ello el año anterior en la gira oficial, así que esta noche decidieron reajustar el setlist significativamente, y entre los clásicos que suelen sonar –casi- siempre (‘I Want To Conquer The World’, ’21st Century Digital Boy’, ‘Sorrow’, ‘Fuck Armageddon… This Is Hell’, ‘Punk Rock Song’, ‘Generator’ o la guinda final con ‘American Jesus’) curiosamente sonaron varias “rarezas”, para deleite –en especial- de aquellas personas que ya los ha visto otras veces. Entre otras, hablo del tridente que abre aquél magnífico The Process Of Belief (Epitaph), con ‘Supersonic’, ‘Prove It’ y ‘Can’t Stop It’ del tirón, ‘Wrong Way Kids’ y ‘Only Rain’ de The Dissent Of Man (Epitaph Records), solo ‘Dearly Beloved’ representando New Dark Ages (Epitaph), algunas del cajón del brillante Suffer (Epitaph) también del tirón (‘1000 More Fools’, ‘How Much Is Enough?’, ‘Best For You’ y ‘Do What You Want’) e incluso -una no tan celebrada- ‘New America’ en la tercera canción del concierto.

En cuanto al sonido… Bueno, La Riviera nunca se ha caracterizado por tener una acústica muy decente, y “esto sonaba más alto que aquello”, pero aun así pudimos disfrutarlo en términos generales, gracias a los técnicos de sonido de los grupos. Fue una gran noche para recordar, en la que pudimos ver por fin a Against Me! en condiciones y a Bad Religion rompiendo moldes como de costumbre, y encima ofreciendo canciones más variadas que en otras ocasiones, y sin perder gancho ni con su público más moderno, ni con el más primigenio. De quitarse el sombrero, tanto por las bandas, como por la gente que los ha traído de nuevo a sala.

(Agradecimientos a HFMN por la acreditación brindada a este medio).

Texto y fotos: Francisco Javier Pérez Díaz-Pintado

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs