DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Antillectual + Revolutions Per Minute + Wank For Peace @ Rock Palace, Madrid (22-10-14)

» Publicado el 29 oct por Javier Caulfied

Desde hace tiempo que en Ctrl Rock mag, pero sobre todo los dos que firmamos abajo la crónica, preferimos la cercanía de cierto tipo de conciertos, más pequeños todos ellos, a las multitudes que congregan bandas más consagradas y conocidas dentro de la escena. Por ello siempre que se nos presenta la ocasión no dejamos de asistir , y por ende apoyar, a bolos como el que tuvo la semana pasada en la madrileña Rock Palace. Allí se dieron cita los holandeses Antillectual, los franceses Wank For Peace y los locales Revolution Per Minute. ¿Merecería la pena ir?

Los primeros en subirse al escenario, bastante puntuales, sobre todo tratándose de la sala en la que iba a tener lugar la velada, fueron, sorprendentemente, sea todo dicho, los franceses Wank For Peace. La banda, metida con “calzador” en los días previos al concierto, venía de gira a España para presentar los temas de Fail Forward (No Reason Records/Shield Recordings/Guerrilla Asso), su recién publicado segundo disco. Un álbum en el que han dado una vuelta de tuerca a su sonido y han pasado del tupa-tupa-tupa griton sin apenas carácter de sus primeras creaciones a una rabia más contenida y melódica (dentro de lo que cabe), y por ende, más resultona y acertada. Muestra de ello son temas como ‘Heavy Shoulders’, ‘The Sleepless’, ‘Twelve Cheese Sticks’ o ‘How High Can You Fall?’, en los que nos invitan a gritar cada una de las palabras de sus letras mientras levantamos el puño (por no decir que también invitaban a poguear, aunque con la poca gente presente era una tarea imposible), con los que nos terminaron por conquistar, dejando claro una vez más que si no hay una razón de peso que lo impida, siempre se debe intentar ver a todas las bandas programadas, pues nunca se sabe si te llevarás una grata sorpresa o no. Nosotros aquella noche si, tanto que no nos resistimos a comprar su último CD una vez hubieron acabado los tres bolos. Pero para ello aun tendrían que actuar dos grupos más.

Tras el tsunami galo le tocaba el turno a la única banda local de la noche. Hablamos de los noveles Revolution Per Minute. Noveles porque han debutado este año con Our Hyms (autoeditado), un disco marcado claramente por sus influencias skatepunkeras y del hardcore melódico, como bien pudimos comprobar a lo largo de toda su actuación como teloneros de los holandeses Antillectual. Si bien es cierto que dentro de este tipo de sonidos, nacidos de tres acordes básicos, es difícil inventar la rueda y traer algo bastante novedoso y que no suene a refrito de lo ya oído, los madrileños se supieron defender y demostrar que si estaban encima del escenario de la Rock Palace era más por su valía que por ser de las pocas bandas españolas que apuesta por ellos. No obstante, conviene no obcecarse en la falta de grupos por estas coordenadas musicales para así poder ser sincero y valorar en la justa medida lo que vimos. Decimos esto porque, a pesar de todo, al grupo todavía le falta rodaje, ese que le haga subir un par de peldaños y, principalmente, les haga gozar de una base fiel de gente que les vaya a ver a todos cuantos conciertos den en su localidad. Aun así, no podemos ser muy crueles con una formación que entre sus temas te mete dos versiones, una de Atlas Losing Grip y otra de Social Distortion.

Después de los franceses y los madrileños, Antillectual se subían al escenario de la Rock Palace con una audiencia más bien escasa. No me cansaré de repetir lo mucho que me apena que bandas de tanto calibre y calidad tengan tan poco público, pero huelga decir que, de todos modos, el punk rock y el hardcore siguen siendo parte de una escena minoritaria, incluso en la capital. Sí bien es cierto era miércoles, había fútbol, hubo más bien poca promoción acerca de esta actuación y mucha desinformación sobre el mismo, lo que tampoco ayudó a la afluencia de aforo.

Puede que al ser su segundo concierto en Madrid más de un/a despistado/a pensara que veíamos a una banda nueva presentando nuevo disco, pero llevan más de catorce años editando discos y EPs, con Willem como único miembro fundador y principal motor de la banda. Tenían apenas una hora para dar lo mejor de sí, y vaya si lo hicieron. A lo largo de quince temas supieron recoger lo mejorcito de su catálogo de canciones de denuncia, protesta “expande-mentes”. Dando cuenta de Perspectives & Objectives (A-F Records & Many Others, 2013) interpretaron algunas, como ‘Soundtrack’ y ‘Pink Print’ poco después. La primera fue una explosión esperada, y ésta última fue todo un homenaje al papel de la mujer que sonó brutal; mensaje que habla de la presencia de la mujer en la música, ya sea como público o como parte de una banda, pero que va más allá e interfiere dicho mensaje en un contexto global, extrapolando y persistiendo en que ellas tienen la misma importancia en todo, y denunciando cualquier comportamiento sexista al respecto, y que por desgracia siguen estando presentes.

Volviendo al concierto, no desdeñaron el peso del repertorio en su último disco, y hubo bailes y algún pogo con ‘Kraken Gaat Door’ o ‘Every Crisis Is A Moral Crisis’, entre otras tantas, que daban buena cuenta de todos y cada uno de los discos de su catálogo. De este modo, es complicado quedarse con algún momento específico, porque pusieron nervio en cada nota; aun así escuchar con una ejecución calcada al disco ‘Future History’ (todo un himno) o, en el bis final, ‘The New Jew’ y ‘Another Guide (To Comprehensive Capitalism)’ fue una vía para pasar un magnífico miércoles por la noche. No quiero olvidarme de Toon, su bajista, que se pasó toda la actuación contagiándonos su energía con sus vaivenes sobre el escenario o agarrándose a la estructura de las luces, asomándose y cantando con Willem a viva voz a dos palmos de nuestras caras. Eso es actitud y ganas por tocar (a veces parece que les cobran a los músicos por emocionarse).

Que bandas como Antillectual existan me parece absolutamente necesario. Está claro que la parte lúdica de la música juega un papel fundamental. Lo que es más, probablemente es lo que a muchos nos acerca primariamente a ciertas culturas y subculturas, y por tanto, a bandas como la del trío holandés. Pero lo que Willem y sus dos compañeros nos aproximan -con la música como vehículo- se me antoja harto interesante e importante a partes iguales: sus letras y sus intrínsecos mensajes. Crucemos los dedos para que los Propagandhi europeos vuelvan de nuevo en futuras giras. Conciertos como el de esa noche se quedarán en nuestra memoria de manera muy positiva.

Por último, para todo aquél que quiera saber más acerca de la banda, podéis visitar su web o su Bandcamp y descargaros de forma legal y gratuita toda su discografía.

Texto: Jorge Garrido Yuste y Javier Caulfield.

Fotos: Javier Caulfield.

Más fotos: Link.

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs