DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Antillectual + Melting Fast + Coherence @ Kasal Joves de Roquetes, Barcelona (10-06-17)

» Publicado el 18 jun por Jorge

De pequeño mis padres me decían eso de “es de bien nacido ser agradecido”. Por ello, no hago más que dar las gracias a todos aquellos que llenan la agenda de conciertos en España a base de pequeñas, y a la par interesantes, propuestas con las que deleitarnos de manera regular (pues si queremos podemos ver de todo casi todos los días, valga la redundancia). Gente que, en muchos casos, lo hace más por amor a la música que programan que por un beneficio. Un hecho que les hace ser más dignos de alabanza, sea cual sea su identidad musical.

En nuestro caso, como habéis visto en los últimos meses, disfrutamos muy mucho de lo organizado desde la revista Rockzone con su promotora Hello Cleveland!, B-Trade Tourbooking y, sobre todo por cercanía a este medio, Outro Shows, por decir los nombres de las promotoras que más nos han hecho movernos. En esta ocasión toca mencionar a estos últimos que, en pos de subir para arriba, desde hace tiempo empiezan a ser más constantes sus programaciones internacionales. La última con Antillectual como cabezas de cartel, que se dice pronto. Una banda a la que teníamos ocasión de volver a ver tres años después de la última.

El trío holandés venía con Engage! (Bird Attack Records), su último disco, publicado el pasado 2016, bajo el brazo. Un álbum en el que ahondaban, más si cabe, en su toque “protesta”, como bien se demostró durante toda la gira con su puesto de merch (había un pequeño rincón con lecturas políticas recomendadas). Lo bueno de lo suyo es que, aunque no comulgues mucho con su ideario, que es posible, es difícil que no lo hagas con su música porque facturan un punk-rock básico apto para todos los oídos. Dos razones (su propuesta y su último álbum) que nos hicieron acercarnos al Kasal Joves de Roquetes, donde sudamos porque quisimos. Porque, ¿quien va a un sarao como este y no siente la llamada del movimiento al son de temas como ‘I Wrote This Song’ (una de las escogidas de la mencionada última referencia), ‘Soundtrack’, ‘Racist Rash’ o ‘Some Of My Best Friends Are Meat Eaters’ (¿se nota o no su forma de pensar?)? Pocos. Y sí, aun así, te quedas detrás, quieto como una estatua, es que no tienes sangre en las venas. Esto es punk-rock y aquí se viene a “bailar”. A nuestra manera (los pogos son el movimiento principal) pero a “bailar” al final y al cabo.

En su día nuestro compañero Javier decía “que bandas como Antillectual existan” le parecía “absolutamente necesario”. Una afirmación tan categórica como verdadera. Muchas veces intentamos pensar que todo aquello que no está en nuestro radar, o en el radar de la mayoría, tops y demás, si no existe no pasa nada; y todo lo contrario, pues a veces son este tipo de formaciones las que acaban siendo el pegamento de un tipo de música que para existir necesita una base que la haga sostenerse. Las cuales, a la postre, suelen ser un buen termómetro de cara a conocer cuantos de verdad aman este tipo de sonidos, más allá de los cuatro o cinco grupos más conocidos. Porque, nos guste o no, es un hecho del que muchos se olvidan, incluso cuando salen los “lloros” intrínsecos al hecho de ver como ciertas giras no pisan por aquí. Pero viendo como ciertos conciertos y tours muy interesantes pasan sin pena ni gloria por España es normal que luego ocurra lo que ocurre, sobre todo a este nivel de programaciones.

Lo que está claro es que asistir a bolos como el que programaron los chicos de Outro Show es una buena forma de conocer bandas pequeñas que bien no se conocen o si se conocen, no tanto como se debería. O al menos en la mayoría de los casos. En esta ocasión los escogidos para abrir para los holandeses eran los locales Melting FastCoherence, dos propuestas que encajaron, a su manera, muy bien.

Los primeros en salir a la palestra, y posiblemente uno de los motivos de nuestra asistencia aquella noche, eran los jovenes Coherence. Cuando les descubrimos (y nos enamoraron, todo sea dicho) en el Can’t Keep Us Down 2017, escribimos que “ojalá sigan evolucionando y pronto, productor con calidad mediante, nos traigan una referencia”. Y dicho y hecho. Hace unos meses se juntaron con el gran Eric Fuentes para grabar en un estudio de Barcelona su disco de debut. Si bien es verdad que no tenemos muchas referencias sonoras del sonido que saca como productor Eric, pero si nos fiamos de sus proyectos musicales, no podemos más que estar ilusionados. “Pueden dar que hablar, o mejor dicho, pues es lo que acabará pasando, dar que oír.” Visto lo visto aquella noche, en la que la mayor parte de su set (seis de las once canciones) estaba enfocado en este, aun por publicarse, hacen bien en apostar por él. No solo porque deban, sino porque lo merece. Un álbum en el que, como veremos, han ido un paso adelante y han abandonado las referencias más claras al emocore, para facturar su propia propuesta, más enérgica e intensa que lo hecho hasta ahora. Ojalá todo vaya como parece/debe. Eso significaría que no nos equivocamos en nuestras predicciones.

Los que no deberían ser unos extraños, al menos para la parroquia local, son Melting Fast. La banda de melodic hardcore, como bien reza el cartel que cuelgan en sus conciertos detrás de Xavi, su batería, no son unos novatos. Si bien han sufrido algunas variaciones con el paso de los años (si no nos equivocamos Óscar, su actual cantante, no estaba desde sus inicios), esto no ha impedido que de vez en cuando se hayan ido dejando ver por los escenarios de la ciudad, ya fuese para abrir para bandas como Authority Zero o más recientemente Belvedere o para dar sus propios conciertos. Una pequeña trayectoria que ha desembocado hace unas semanas en Volcanic (Autoeditado), su nueva referencia. Un disco en el que se nota que lo suyo es un hardcore melódico actual, de ese que facturan bandas como los ya mencionados Belvedere o Mute, y que tantas delicias hacen entre el público más joven. Hace años que pasó la ola noventera y eso, aunque nos duela decirlo, es algo que tenemos que asumir. Así que no queda más que gritar a los cuatro vientos su nombre (después de rezar porque en un futuro próximo no cambien de formación) para que así los que no les conocen lo hagan, y así quizás se lleven una grata sorpresa. Como nos la llevamos nosotros con su concierto, en el cual, además de sus nuevas tonadas, pudimos disfrutar de una versión de Propagandhi. Así que ya sabéis.

Texto y fotos: Jorge Garrido Yuste 

(0) Comentarios

Acciones:

»

Aún no hay comentarios.

Reply to this post

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs