DESTACADOS
Crónicas

Crónica: Anti-Flag en Madrid y Badalona (29-07 y 01-08-15)

» Publicado el 04 ago por Jorge

Anti-Flag. Lo primero de todo es pararse a pensar: ¿quien no conoce a la banda de punk de Pittsburgh? Una pregunta que vista la rara venta de entradas anticipadas que ha tenido su gira, no llenando hasta el última hora en el caso de su cita madrileña o no consiguiendo el sold-out en el Estraperlo Club badalonés, parece bastante adecuada. Es verdad que muchos diréis que la culpa de todo es del verano, pero nosotros pensamos que no, que hay algo más.

¿No gusta el punk de la banda norteamericana? ¿No tienen los suficientes “himnos” que corear? No estamos seguros del todo y si. Es verdad que se confirmó muy tarde, apenas un mes antes de la misma y que a esas alturas muchos ya tendrían sus vacaciones programadas, pero aun así no se vio entre el publico a todos los habituales de estos saraos, y, mucho menos, a bastantes de aquellos que luego se quejan de que ciertas bandas no vienen a nuestro país. No podemos negar que quizás haber apostado por la gira que harán por Europa dentro de unos meses junto a Red City Radio (en esta ocasión abrieron las fechas bandas patrias -King Cayman en Madrid y Col·lapse y Pussycat Kills en Badalona-), más cara o eso pensamos, habría sido más acertado, tanto por fechas como por traer un buen grupo extranjero como telonero (les vimos hace escasas semanas en Madrid y lo pasamos de lo lindo), pero aun así no todos los días podemos decir que una formación como la suya se pega una gira de 4 fechas por España (dos en sala -Madrid y Badalona- y dos en festivales -Mundaka Festival 2015 y The Juerga’s Rock Festival 2015-), por eso aprovechamos y nos acercamos a los dos conciertos que tenían programados a cubierto.

La pega en estos casos es que todo nos puede sonar muy parecido y que lo que pudiéramos ver en ambas fechas se asemejase en demasía, pero aun así, si uno es fan, como nos pasa a nosotros, eso no es un handicap, sino una ocasión para volver a disfrutar con algo que ya gustó, porque lo que sentimos nada más acabó su concierto en Madrid, aquel con del que abrían su gira por España, es que, aun pudiendo ser mejor e incluir más temarracos, así como tiempo, porque fue algo escaso (poco más de una hora de show), no nos podíamos quejar porque nos dieron bastante de lo que esperábamos: canciones con las que dejarse la voz (‘Die For The Government’, ‘Turncoat’, su “espidica” versión de ‘Should I Stay Or Should I Go’ de The Clash, ‘This Is The End (For You My Friend)’, ‘Press Corpse’, ‘This Machine Kills Fascists’, ‘Underground Network’, ‘Fuck Police Brutality’, etc etc etc), que provocaron, como respuesta, mucho movimiento del público (pogos casi interminables, algunos circle pit stage diving mortales -incluido el de Chris #2 a poco de comenzar el concierto-). Todo ello unido a un calor excesivo (estamos en verano y, si en la sala, sobre todo si es tan pequeña y está tan a rebosar como la madrileña Gruta 77, no ponen el aire acondicionado pues se sufre bastante) que llevó a que las camisetas que llevábamos chorrearan una vez acabó el concierto, sobre todo si uno estuvo dentro de todo el meollo.

Pero, aun a pesar de todo y que los rumores decían que el set que llevaban por Europa, y sobre todo, en España, era el mismo o muy parecido (al final fue lo primero, como comprobamos una vez acabaron su show en la costa catalana), no sentimos que las dos veces fueron iguales, pues, a pesar de calcar el repertorio, incluido el momento de bajar parte de la batería de Pat Thetic y el micro de Chris #2 a donde estaba el público y tocar sus dos últimas pildoras (‘Die For The Government’ y la que no aparece en el setlist, ‘Drink Drank Punk’), disfrutamos de ambas como si fuese la primera en mucho tiempo que les veíamos en directo (el que escribe llevaba 6 años, aunque varios miembros de la web, que también asistieron a algunos de los conciertos de la gira, mucho menos). Y eso es algo que solo pasan con pocos grupos, pues en muchas ocasiones uno acaba pensando que le han engañado calcando su concierto. Así que tan contentos. Lo malo es que tememos que, vista la no tan buena respuesta, pocas veces más se vayan a arriesgar por aquí a montar giras así. Una lastima.

Lo bueno es que, además de grandes conciertos de la banda norteamericana, nos llevamos para el recuerdo más que correctos shows de las bandas o proyectos encargados de abrir ambas citas. Desde el solitario, raruno y ruidoso King Cayman, encargado de abrir en Madrid, donde con su directo consiguió arrancar los agradecimientos de Anti-Flag; hasta el punk británico 100% setentero de los madrileños Pussycat Kills, muy en la onda de los The Distillers más macarras (también cantaba una mujer), pasando por el hardcore de corte pesado y post de los catalanes Col·lapse, que, aunque quizás no eran los más indicados para abrir la cita badalonesa, se dejaron la piel demostrando, una vez más, su buen hacer.

TextoJorge Garrido Yuste

Fotos (Madrid): Javier Pérez

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs