DESTACADOS
Críticas

Crítica: Dover – Complications (Sony)

» Publicado el 19 mar por Javier Caulfied

Dudas, desconfianza y, desde luego, expectación fueron lo que crearon Dover hace dos años tras realizar la gira ‘Devil Came To Me’, en la que interpretaban, además de Devil Come To Me (Subterfuge) al completo -su segundo y más icónico disco, celebrando sus 15 años de existencia-, lo mejorcito de Late At Night (Subterfuge) y un par de Sister (Everlasting), su debut. ¿Se trataba tan sólo de un guiño al pasado dorado? ¿O era su manera de arrojarnos luz sobre el siguiente paso como banda?

Visto lo visto en Complications (Sony) es de facto que ambas cosas. Puede que las estratagemas comerciales no se hagan de lado (eso sólo lo saben sus almas como artistas), pero lo que también queda claro es que, guste más o guste menos tanto el resultado como la decisión, Dover han re-visionado su pasado rockero y nos entregan lo que podríamos considerar la continuación de The Flame (EMI), del ya lejano 2003. Sobre sus cambios de dirección musical y la polémica y nuevo público que atrajeron consigo nada hace falta discutir a estas alturas; atrás quedaron los sintetizadores y ritmos bailables a modo pop o étnico que supusieron Follow The City Lights (EMI) en 2006 y I Ka Kené (Sony) en 2010, respectivamente.

La primera impresión, desde la indeterminada portada del disco hasta la entrada que hace ‘Too Late’ como primera canción, es confusa y recelosa (sobre todo para los que vinieron a recoger un testigo tiempo hace relegado al olvido). Mejor que se quede ahí la cuestión, pues si bien han vuelto a un sonido que apuesta de nuevo por las guitarras y los estribillos pegadizos, no hay una vuelta a las raíces como tal… Ni las hermanas Llanos y compañía dijeron que así sería. Aun así, cuando escuches las melodías vocales de Cristina o los solos de guitarra de Amparo, los reconocerás sin lugar a dudas y probablemente notarás que algo bueno han hecho. La voz de Cristina se ha agudizado, el bajo se hace más presente y la batería de Jesús Antúnez es poderosa como siempre lo ha sido, pero su propia producción del disco es muy limpia… Demasiado limpia; hasta tal punto que el disco no llegue a sonar natural del todo y parezca como si la energía ha sido condensada y puesta a un volumen controlado (cuestiones que apuesto a que no se trasladaran al directo).

No obstante, esto más que ser una pega es un positivo que añadir sobre la decena de canciones de Complications (Sony). Tanto la canción homónima como en ‘Too Late’, insisto, pueden confundir al principio, pero con ‘Four To The Floor’ no puedes más que relajarte y disfrutar de una canción descarada y que recuerda la estela de algunas canciones de The Flame (EMI). La cosa mejora en ‘Crash’ -quizá la que más se asemeje a su legado más popular- y conecta al quite con ‘Mystified’, reposada y amable. Tras ella unas guitarras acústicas (que más tarde reaparecerán) nos presentan ‘Sisters Of Mercy’, que estalla antes de que termine el primer minuto para regalarnos la mejor canción del plástico, y así renovarnos la fe y la creencia de que Dover son capaces de firmar una nueva ‘King George’ en pleno 2015. Lo que nos queda es menos agresivo y más popero, pero os aseguro que tanto ‘Like A Man’ como ‘New Wave Mechanics’ y ‘Tragedy’ poseen atractivo suficiente para que te dejes convencer de llegar al final.

Seguramente, buena parte de sus seguidores (antiguos y nuevos) echarán pestes sobre éste nuevo disco, y habrán sepultado a Dover hace tiempo y sin espacio para ninguna redención. Pero no nos engañemos: Complications (Sony) rezuma desenfado, sencillez y se hace facilismo de escuchar. Y creo que todos sacaremos cosas buenas de él. Teniendo clara expectativas personales y prejuicios inconclusos, el que quiera quedarse en esos lugares no tiene más que seguir esas vías, y el que no, que le dé al play y disfrute de un disco muy salvable y muy decente que gana más y más con las escuchas… Le pese a quién le pese. Yo también renegué de ellos en su momento.

Lo mejor: Puede que no los que tú esperas o idealizaste, pero se reconoce a Dover en cada una de estas diez canciones, y no hay un solo estribillo que no sea fácilmente pegadizo. Sólo por ‘Crash’ y ‘Sisters Of Mercy’ ya merece la pena escucharlo.

Lo peor: La producción del disco ha eclipsado parte de la fuerza que rodean las composiciones, en especial una de sus mejores armas: la vigorosa energía de Jesús Antúnez golpeando la batería.

70/100.

Autor: Javier Caulfield.

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs