DESTACADOS
Críticas

Crítica: Dave Hause – Devour (Rise Records)

» Publicado el 17 abr por marggotj

Personalmente tenía muchas ganas de destripar uno a uno cada tema incluido en el nuevo disco de Dave Hause. El músico ya nos cautivó a muchos con Resolutions (Paper + Plastick), su debut fuera de The Loved Ones, un plástico que le llevó a girar por Norteamérica y Europa durante dos años acompañando a grupos como The Gaslight Anthem por Estados Unidos o The Bouncing Souls por el viejo continente, incluyendo España. Tampoco le faltó tiempo para participar en 2011 en el Revival Tour organizado por Chuck Ragan, líder de Hot Water Music, o formar parte del cartel del festival belga Groezrock de 2012.

Tras muchos meses empuñando su acústica sobre las tablas nos presenta ahora su segunda obra titulada Devour (Rise Records). Si algo caracteriza a un cantautor es el realismo que plasma en cada letra que compone y la sencillez de la melodía que le sirve de hilo conductor para contar historias. Los doce temas que componen el disco están ordenados a la perfección, empezando por ‘Damascus’, en la que Dave empieza dándote la bienvenida. Le sigue ‘The Great Depression’ que lejos de deprimirte te sumerge en una adolescencia en años de decadencia pero que, al mismo tiempo te motiva para que reflexiones. El tono reflexivo continúa con las falsas esperanzas que nos deja en el single de presentación, ‘We Could Be Kings’. Otro de los cortes que pudimos escuchar antes de la salida del disco fue ‘Autism Vaccine Blues’,  una confesión que haría cualquier persona tras quedar atrapado en un agujero sin salida. ‘Same Disease’ es un tema protagonizado por la temida autodestrucción que puede tener lugar entre dos individuos.

En el lado opuesto nos encontramos con ‘Before’, la balada del álbum. El amor se respira también con ‘Father’s Son’ que está llena de picardía y en la que se puede apreciar la risa de Dave en algún momento. El ecuador del disco se alcanza con la animada ‘Stockholm Syndrome’. ‘Becoming Secular’ se sustenta sólo con unos acordes pausados y una voz que de inmediato te arrastran a  ‘The Shine’. La recta final de este paseo por la mente de Dave llega con el punteo nostálgico de ‘Bricks’ que es una despedida para comenzar de nuevo en alguna parte como México o San Francisco. Lamentándolo mucho  nos toca escuchar el desenlace, ‘Benediction’ , una canción épica donde el artista termina lo que había empezado sin antes preguntarle al oyente si le ha gustado. Os aseguro que a mi sí.

Lo mejor: Sigue en la línea notable de su primer disco y su composición gana en creatividad.

Lo peor: Nos tenemos que olvidar de un posible retorno de The Loved Ones por lo menos durante algún tiempo.

83/100

Autor: María José Rodriguez

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs