DESTACADOS
Críticas

Crítica: Comeback Kid – Die Knowing (Victory Records)

» Publicado el 19 may por Javier Caulfied

Comeback Kid han vuelto y, si traducimos –casi- literalmente su nombre al español su nombre como banda, no sé cuántas veces se habrá escrito ya está “broma” sobre ellos… Pero vaya, así es. Cuatro años después del potente Symptoms + Cures (Victory Records) los volvemos a tener de actualidad. Aunque en realidad nunca han parado prácticamente desde que empezaron, pues se han imbuido en gira tras gira dando varias vueltas al mundo. De esas idas y venidas, tanto en ruta como en sus hogares, han ido fraguando estas doce nuevas canciones.

El primer adelanto, titulado ‘Should Know Better’, vio la luz el pasado febrero. Hablamos, ya de paso, de una canción repleta de rabia hardcoreta que servía de carta de presentación, como presagiándonos que no han ablandado para nada su sonido, sino más bien todo locontrario. Media hora les ha bastado, como antaño, para destilar energía por los cuatro costados. Si atendemos al sonido, podríamos pensar que Andrew Neufeld y compañía andan muy cabreados con el mundo; nada más lejos de la realidad, porque mientras la música es agresiva, sus mensajes siguen cayendo más por vertientes positivas.

‘Die Knowing’, la canción que le da nombre al disco, sirve de preparatoria para lo que nos viene encima. Y no es poco, porque auguro que ‘Lower The Line’ no caerá en el olvido en sus bolos. Tampoco creo que lo hagan ‘Wasted Arrows’, ‘Losing Sleep’, ‘I Depend, I Control’, ‘Beyond’ (con una marcada línea pesada de bajo) o ‘Full Swing’, siendo estos quizás los temas más cortos y a degüello del disco.

También hay pequeños respiros –dentro, claro está, del torbellino que supone el plástico en su conjunto- donde dejan más espacio a los instrumentos para lucirse, como’Somewhere In This Miserable…’, ‘Unconditional’ o el cierre con ‘Sink In’ que, sin embargo, cierra con urgencia el disco como un misil que acaba de impactar contra su  objetivo.

En definitiva, el resultado es un disco muy decente plagado de sing-alongs, riffs y ritmos de guitarra para que los fans les acompañemos en directo. Y lo que es aún más interesante, reflejan la potencia de lo que supone la energía que desprenden en sus conciertos. Podrán tirar prácticamente de cualquier canción sin que desentone con su set habitual.

Lo mejor: Es seco, directísimo. Conjugan las raíces de sus dos primeros discos con canciones cortas y efectivas, y a la vez contiene en su paleta sonora con el vozarrón de Andrew, que no hizo más que acertar al encargarse de las partes vocales hace ya unos años. Sin desmerecer a Scott –su original vocalista-, por supuesto.

Lo peor: Te deja con ganas de más al ser tan cortito, pero no por ser un mal disco… Más bien al contrario. El orden de las canciones un poco menos agresivas está un poco diluido y es algo irregular.

80/100

Autor: Francisco Javier Pérez Díaz-Pintado

Comentarios desactivados

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs