DESTACADOS
Críticas

Crítica: Against Me! – White Crosses (Sire)

» Publicado el 16 may por Javier Caulfied

Los años pasan y nunca en vano, y tampoco lo hacen sin traer cambios consigo. Así lo constata White Crosses (Sire), el quinto disco del cuarteto de Florida (Estados Unidos), donde hay un claro punto de inflexión de nuevo en su carrera discográfica. Los años transcurridos desde su publicación han tratado al disco de forma remarcablemente irregular. Pero pongámonos brevemente en perspectiva: Against Me! volvían al estudio tras una extensa y provechosa gira de presentación de New Wave (Sire), el cuál supuso su consolidación definitiva como uno de los referentes modernos del punk rock a tener en cuenta de la época.

Tras componerlo y anunciar los detalles del mismo y su fecha de publicación, se generó la suficiente expectación como para que se filtrara hasta tres meses antes de su lanzamiento oficial, como ha ocurrido y ocurre cientos de veces con otras bandas. Pese a ello tuvo una buena recepción a su salida que generó discusión suficiente como para que incluso hubiera una especie de segmentación de opiniones marcada por el disco: los que estaban de acuerdo con el cambio de sonido y los que no. Personalmente, me encuentro entre los que lo adoraron desde el primer día.

El cambio de sonido al que me remito se hace patente en, al menos, la mitad de las canciones del álbum, ya sea en ‘Because Of The Shame’, ‘Suffocation’, ‘We’re Breaking Up’, ‘Ache With Me’, e incluso el cierre con ‘Bamboo Bones'; todas ellas medios-tiempos, con letras “tristonas” o melancólicas (las cuales, por otra parte, nunca han faltado en anteriores discos). También es remarcable que parte de ese giro sonoro fue debido a la producción a cargo de Butch Vig, ya que los dotó de un aire más “rock/arena”, como se murmuraba en aquélla época; y no falta de coherencia en cierto sentido, a pesar de poder prever que los de Gainesville no llenarían enormes recintos de la noche a la mañana. Tampoco pensemos que ellos lo buscaran, sino más bien que ese giro a una mejor producción respondía a necesidades artísticas del momento a la hora de componer y grabar.

No obstante, gustara más o menos en su contexto general, éste siguió siendo un disco de Against Me!, y como tal, poseía canciones “salvables para todos los públicos”, y que siguen estando presentes en los sets actuales de la banda (véase el inicio de ‘White Crosses’, la nostálgica ‘I Was A Teenage Anarchist’ o ‘Rapid Decompression’, que no hubiera desentonado en absoluto en cualquiera de sus dos primeros álbumes). Con ‘High Pressure Low’ tenemos un testimonio de denuncia política, algo que tampoco ha faltado nunca en sus discos en la medida que fuera. Completando el tracklist del disco nos queda ‘Spanish Moss’, uno de esos temas que brillan por la compenetración cuasi perfecta de letra, estribillo, voz, coros e instrumentos. Una canción bastante redonda que también ha quedado injustamente relegada al (nada lejano) pasado.

Lo mejor: Un disco diferente, que no intentó en imitar en absoluto al grandilocuente disco previo, que posee un sonido “más amplio de miras”, que respeta aún así el minutaje que acostumbran a facturar y que, sin embargo, es posiblemente el más coreable de todos sus discos, gracias a sus estribillos repetitivos.

Lo peor: Peca de ser demasiado introspectivo, de adherirse lo suficiente a los temas personales o trágicos como para llegar a empachar a ratos. Incluso las partes “motivadoras” de ciertas letras (véase ‘Bamboo Bones’, por ejemplo) están arropadas por un halo de pesadumbre instrumental. Es el más irregular, y quizás olvidadizo de su discografía (incluyendo en directo), y es una pena para los que lo amamos con locura.

60/100

Autor: Francisco Javier Pérez Díaz-Pintado

Comments Off

Acciones:

Síguenos!

Camisetas Ctrl Rock mag

 

© 2012 Ctrl Rock Mag. Todos los derechos reservados.

Diseño por BreakingAway Designs